15/10/2020 MSICA

Las mujeres asumen un "Mapa" sonoro en la vuelta de la actividad musical al CCK

Tras una pausa de siete meses el Centro Cultural retomará la actividad musical con artistas mujeres de diferentes estilos y regiones.

La rockera Lucy Patané.
La rockera Lucy Patan.

Tras una pausa de siete meses a causa de la pandemia, el Centro Cultural Kirchner (CCK) retomará desde mañana la actividad musical con el inicio del ciclo “Un mapa”, que reunirá a una decena de artistas mujeres de diferentes estilos y regiones y cuyos recitales podrán seguirse gratis por streaming a través de las redes y plataformas del espacio.

“Un mapa”, que viernes y sábado se desplegará a partir de las 20 desde el Auditorio Nacional del CCK, reunirá mañana a la arpista Sonia Álvarez, la rockera Lucy Patané (acompañada por las pianistas Mercedes Lescano y Noelia Sinkunas), la compositora urbana María Pien y la cultora de música de raíz Milena Salamanca (acompañada por la guitarrista y cantante Ángeles Mendoza).

En tanto la grilla sabatina será animada por un elenco integrado por la salteña independiente Feli Colina, la intérprete folclórica Luna Monti, la trovadora Maca Mona Mu y la joven platense Carmen Sánchez Viamonte.

Milena Salamanca y Ángeles Mendoza.
Milena Salamanca y ngeles Mendoza.


Pero más allá de las pertenencias de referencia de cada participante, el espacio que repone la música generada desde el CCK (y que podrá apreciarse desde www.cck.gob.ar y el canal de YouTube y las cuentas de Facebook e Instagram del complejo) muestra la heterogénea diversidad que las mujeres aportan hoy a la escena.

“Siento que este espacio es un abrazo contenedor en un momento tan complejo en el que es muy fácil rendirse desde lo emocional y lo económico y, además, pone en evidencia la invisibilidad que generan los medios al no promocionar música de mujeres”, destaca Salamanca a Télam.

No fue una situación de emergencia pero sí bastante triste porque mucha gente la está pasando muy mal, sobre todo la gente que trabaja atrás de escena.

Lucy Patané


Monti, en tanto, consigna que “siempre es más que bien recibida la posibilidad de trabajar y compartir estos nuevos espacios con otras compañeras” y Patané apunta que la propuesta de “Mapa” “me pareció interesante porque hay de todo y, en ese punto, me parece algo experimental”.

La mecánica de la participación en la escena propuesta es que cada artista ejecutara dos canciones, una propia y la segunda de otra compositora o autor, en un registro que se cumplió respetando los protocolos sanitarios por la pandemia.

Al respecto Patané (que además de su proyecto solista integra La Cosa Mostra, Las Taradas, El Tronador y la banda de Diego Frenkel), indica a Télam que “elegí producir una performance contundente más que enfocarme en el repertorio en sí”.

Y cuenta: “Hace tiempo descubrí dos pianos medio abandonados en un centro cultural, empecé a pensar en poder producir algo con ellos y porque aunque toco el piano no me considero pianista, se los propuse a Noelia y a Mercedes como una aventura loca y hermosa que pudimos plasmar en el CCK con un tema mío y con 'Viento helado' de Rosario Bléfari”.

La vocalista y docente Monti afirma a Télam que “al momento de tener que elegir la canción de una persona referente no tuve dudas y lo primero que vino a mi memoria y a mi corazón fue Raúl Carnota al que se escuchaba en casa, después conocí y fue mi primer productor artístico y alguien que me acompañó mucho y estuvo muy presente y por eso salió 'Gatito 'e las penas'”.

Siento que la pandemia pone en evidencia situaciones difíciles y en la industria de la música también aceleró un proceso hacia lo digital que ya venía pasando.

Milena Salamanca
En relación a la otra canción, la artista que forjó un extenso y luminoso dúo con su expareja Juan Quintero, comenta que “vino de los procesos creativos de los ensambles vocales femeninos porque no me considero compositora aunque tenga un puñado de canciones”.

Según confiesa la artista platense Salamanca que espera poder publicar el 4 de diciembre su segundo disco solista producido junto a Raly Barrionuevo, “lo que a mí más me generó como impacto fue que me pidieran que haga una canción mía y otra de una compositora argentina. Con mucho gusto lo hice y lo desarrollé e inclusive decidí invitar a Ángeles, una compañera de Saladillo”.

Folclore con Luna Monti, los sábados.
Folclore con Luna Monti, los sbados.
Con ese entusiasmo y esa compañía, la artista platense entonó “Fénix en primavera” (una de las canciones que adelantó de manera digital del repertorio de su próximo álbum) y una versión de “Creo”, que fuera el primer anticipo de “Seremos primavera”, el más reciente material del grupo rockero Eruca Sativa.

Télam: ¿Cómo atraviesan la emergencia y cuán fecunda les ha resultado en términos artísticos?

Luna Monti: En principio para mí fue muy fuerte estar cantando en un auditorio tan grande, tan bello y tan vacío. Fue una experiencia artística única como el hecho de darle la espalda a la sala, algo que por suerte fue planteado así porque, de otra manera, no hubiese podido cantar. En relación al contexto vengo alejada de los escenarios y más dedicada a la docencia y los ensambles vocales y estamos todes aprendiendo a sostener espacios que tienen que ver con el sentido de comunidad, de pertenencia y descubrimos que eso que nos une no precisa de la presencia física aunque la necesitemos.

Lucy Patané: La emergencia la atravieso dentro de todo bien aunque tocar en vivo que es lo que más me gusta no está sucediendo. Estoy produciendo a otras personas y componiendo a pedido para películas y documentales. No fue una situación de emergencia pero sí bastante triste porque mucha gente la está pasando muy mal, sobre todo la gente que trabaja atrás de escena. En términos artísticos no me inspiró en nada la cuarentena porque honestamente siento que no tengo mucho para decir.

Milena Salamanca: Esta grabación en el CCK fue la primera presentación que hice dese marzo y la verdad es que me abrumó un poco el protocolo y subir al escenario con barbijos y lloré cinco minutos porque mi cuerpo como que explotó después de mucho tiempo encerrada y me sentí demasiado vulnerable en ese lugar que es un lujo. El parate me ayudó a cortar vínculos con gente a la que laboralmente ya no quería tener cerca, a expandirme con las clases de canto que es lo que me está ayudando a sobrevivir y a seguir construyéndome artísticamente. Siento que la pandemia pone en evidencia situaciones difíciles y en la industria de la música también aceleró un proceso hacia lo digital que ya venía pasando.