01/10/2020 gobierno nacional

Anuncian baja temporal de retenciones a la soja y compensaciones a pequeos productores

La reducción de los derechos de exportación para el complejo sojero será a partir de octubre hasta fin de año. En tanto, las compensaciones serán para más de 40.000 pequeños y medianos productores de la oleaginosa.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, anunció una reducción de los derechos de exportación para el complejo sojero a partir de octubre hasta fin de año; junto con la instrumentación del sistema de compensaciones a más de 40.000 pequeños y medianos productores de la oleaginosa.

En una conferencia de prensa brindada en Casa de Gobierno, en que presentó una batería de medidas, el titular del Palacio de Hacienda dijo que para lo que "queda del año se establece un esquema transitorio de derechos de exportación para el complejo sojero que incluye reducciones de las alícuotas por ventas al exterior de granos de soja y derivados".

Guzmán -acompañado por el ministro de Agricultura, Luis Basterra- puntualizó que en en el caso de granos de soja, las retenciones bajarán tres puntos porcentuales del 33% actual al 30% en octubre, mientras que en noviembre la alícuota será del 31,5% y en diciembre del 32%.

En enero próximo, la retención volverá a ser del 33%.

Por su parte, para aceites la reducción pasa del 33% al 27% o 28% dependiendo del producto en octubre, que convergerá del 30% al 31% en enero de 2021, "estableciendo una brecha entre el grano y los aceites", más conocido como diferencial.

Para el biodiésel se reduce la alícutoa del 30% al 26% en octubre para culminar en un 29% en enero de 2021.

Esta medida busca impulsar la ventas de granos de soja en manos de los productores, estimada en torno a los 16,8 millones de toneladas, en base a cálculos que se pueden realizar con datos del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, y acelerar la liquidación de exportaciones por parte de las empresas exportadoras agroindustriales, que en el acumulado en lo que va del año presentan una merma de casi el 13% respecto a los primeros 9 meses del año al totalizar US$ 15.133.768.790.

Por otro lado, el ministro anunció la creación de un "programa de compensación y estímulo para pequeños y medianos productores de soja con actividad en todo el pais".

"Esto implica una inversión publica de hasta 11.550 millones de pesos. Las compensaciones a los productores serán mayores para las regiones más alejadas de la zona núcleo del país. Esto tiene un carácter de desarrollo federal que es parte del principio en el cual se asienta nuestra estrategia de desarrollo económico", explicó.

Esta medida alcanzará a los productores inscriptos en el Sistema de Información Simplificado Agrícola (SISA) que hayan facturado en todo 2019 hasta la suma de 20 millones de pesos y que hayan declarado hasta 400 hectáreas en el presente año.

Para el otorgamiento de las compensaciones se dividirán en dos zonas: la pampeana (Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos) y extra pampeana (resto del país donde se produce soja).

Según los cálculos del Gobierno, los productores que serán beneficiados por esta medida alcanzarán los 41.293, con un monto a distribuir de casi 12.000 millones de pesos y un volumen a compensar de casi 10 millones de toneladas.

Para esta devolución se tomará la soja a US$ 315 la tonelada con un valor de 70 pesos por dólar.

Al respecto, el ministro Basterra dijo que con esta medida "estamos cumpliendo una palabra empeñada por el presidente Alberto Fernández en la situación más aguda que le tocó atravesar al país después de 4 años del gobierno de Mauricio Macri, que en el caso de que hubiera una modificación de los derechos de exportación en algún cultivo se genere un medio de compensación para los pequeños y medianos productores".

Al responder a las críticas que recibió este plan por parte de las entidades rurales tradicionales, el ministro dijo que no cree "que piensen lo mismo (que las entidades) los 41.293 medianos productores que van a recibir la compensación, que son alrededor del 40% del total de los productores y que se ajusta al nivel de competitividad que tiene el productor de una región fuera de la zona núcleo por condiciones climáticas y distancia a los puertos"

"Esto es producto del diálogo con Federación Agraria (FAA). Se opuso Coninagro, Confederaciones Rrurales Argentinas (CRA) y la Sociedad Rural Argentina (SRA) a tratar segmetadamente a los productores", subrayó Basterra.

"Nuestro compromiso ante el pueblo argentino fue trabajar más hacia las personas que más necesitan. Ese es el modelo que eligió la gente", agregó el ministro.

Por último, Guzmán convocó al Consejo Agroindustrial Argentino (CAA) a "una reunión para profundizar el diálogo el 14 de octubre en pos de trabajar por una ley de desarrollo que apunte a a generar aumentos de la producción, mayor valor agregado y mayor diversificación".