27/09/2020 Brasil

Mientras los casos y las muertes no aflojan, la pandemia se mete en la poltica y el ftbol

Los candidatos brasileños a las elecciones municipales de noviembre comenzaron este domingo una campaña atípica marcada por el coronavirus, que también se involucró en el fútbol de primera división.

La pandemia no afloja y se mete en la política y el fútbol
La pandemia no afloja y se mete en la poltica y el ftbol

Los candidatos brasileños a las elecciones municipales de noviembre comenzaron este domingo una campaña atípica marcada por la pandemia de coronavirus, que también se involucró en el fútbol de primera división.

Los aspirantes y sus partidos pueden desde este domingo divulgar su propaganda electoral, incluso en internet, medio que se espera que sea clave en tiempos de pandemia, y hacer campaña en la calle, bajo una serie de recomendaciones sanitarias.

La cuarta mayor democracia del mundo se sumerge de esta forma en un proceso que durará mes y medio, y culminará con la renovación de los alcaldes y concejos en más de 5.500 municipios, en medio de la peor crisis sanitaria del último siglo, que aún sigue causando estragos en el país.

La pandemia, que ya dejó más de 4,7 millones de infectados y de 141.000 fallecidos, obligó al Congreso a aprobar una enmienda constitucional para aplazar los comicios, inicialmente programados para octubre y que ahora se celebrarán los días 15 de noviembre y, en caso de una segunda vuelta, 29 de noviembre, reportó la agencia de noticias EFE.



La Justicia Electoral hizo un llamado para evitar actos proselitistas que "pongan en riesgo la salud pública" y que, en caso de celebrarse, sean en "lugares abiertos y amplios", donde se mantenga la "distancia mínima de un metro" y se haga uso de mascarilla. También aconsejó a los partidos no distribuir panfletos entre los votantes.

Asimismo, el coronavirus amenaza la participación el día de las elecciones, para las que se ha creado un protocolo ad hoc a fin de evitar que los colegios se conviertan en focos de contagios, refirió la agencia de noticias EFE.

Según una reciente encuesta del instituto Datafolha, uno de cada cinco electores de la ciudad de San Pablo, la más populosa del país y una de las más castigadas por la Covid-19, duda de ir a votar, a pesar de ser obligatorio, por miedo a infectarse.

Pero la pandemia también puede influir en el desempeño de los candidatos, especialmente en aquellos que buscan la reelección, pues en función de la evolución de la pandemia o de las medidas que tomen hasta entonces podrán ser castigados o entronizados con el voto por los electores.

Por otra parte, la situación sanitaria hizo que uno de los partidos de la primera división del fútbol entre Palmeiras y Flamengo comenzara con unos 20 minutos de retraso, debido a que el encuentro estaba suspendido y finalmente debió disputarse por una decisión judicial.

Flamengo sufrió un brote de contagios en su plantel que diezmó sus posibilidades de presentar un equipo competitivo y había pedido que se suspendiera el partido frente a Palmeiras, pero un tribunal del trabajo dictó una cautelar pocos minutos antes del horario del encuentro, programado para las 16, en el Allianz Parque de San Pablo, y el match finalmente empezó con unos veinte minutos de retraso.

Brasil, el tercer país con más contagios de coronavirus y el segundo con más muertes por la enfermedad desde el comienzo de la pandemia, sumaba 4.732.309 contagios (14.318 en las últimas 24 horas) y 141.741 defunciones (335 nuevas), informó esta noche el Ministerio de Salud.