18/09/2020 coronavirus

Catamarca regresa a fase 1 de aislamiento hasta el martes por el aumento de casos

El decreto contempla que “todas las personas deben permanecer en sus residencias habituales o en las que se encuentren al momento del inicio de la medida, realizando sólo desplazamientos mínimos necesarios para provisión de artículos”.

Se trata de la segunda vez que la provincia regresa a Fase 1 en lo que va de septiembre.
Se trata de la segunda vez que la provincia regresa a Fase 1 en lo que va de septiembre.
 
El Gobierno de Catamarca decretó el regreso a Fase 1 de aislamiento social en cinco de los dieciséis departamentos de la provincia, a partir de este viernes y hasta el martes 22 de septiembre inclusive, ante el aumento de casos de coronavirus, informaron fuentes oficiales.

“Se ha decidido regresar a la etapa de Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio en los departamentos Capital, Valle Viejo, Fray Mamerto Esquiu, La Paz y Belen desde el día 18 de septiembre a las 0 horas para la administración pública, y desde las 20 horas para el comercio y el resto de las actividades hasta el día martes 22 de septiembre inclusive”, dijo el ministro de Seguridad de Catamarca, Gustavo Aguirre.

Se trata de la segunda vez que la provincia regresa a Fase 1 en lo que va de septiembre.

El funcionario explicó que “el resto de los departamento podrán adherirse a esta disposición de acuerdo a la evaluación que haga cada uno de COE (Comité Operativo de Emergencia) locales en cuanto a su situación epidemiológica".


Catamarca registra hasta el momento 160 casos positivos de Covid-19, de los cuales 83 son considerados activos y 77 pacientes están recuperados.

Por su parte la ministra de Salud, Claudia Palladino, indicó que al volver a Fase 1 "logramos que haya menos tránsito de personas y menos actividad, lo que genera una disminución de la probabilidad de nuevos casos” y sostuvo que "es una oportunidad para evitar que haya una multiplicación de casos con un efecto domino”.

El decreto de vuelta a Fase 1 contempla que “todas las personas deben permanecer en sus residencias habituales o en las que se encuentren al momento del inicio de la medida, realizando sólo desplazamientos mínimos necesarios para provisión de artículos de limpieza, medicamentos y alimentos”.

Asimismo, el COE decidió la suspensión de las medidas de flexibilización en las actividades no esenciales.

Las únicas excepciones son las actividades y servicios vinculados al personal de Salud, fuerzas de Seguridad, Defensa Civil, Bomberos, Obra Social de los Empleados Públicos, Administración Nacional de la Seguridad Social e Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados, además de establecimientos para la atención de personas víctimas de violencia de género.

También están exceptuadas las actividades de servicios de comunicación, bancarias con atención al público aunque exclusivamente con sistema de turnos, las vinculadas con la producción, distribución y comercialización agropecuaria, y las actividades industriales, supermercados, comercios minoristas de proximidad, farmacias, ferreterías, veterinarias, gomerías, provisión de garrafas y leñas, entre otras.

Durante la vigencia de la Fase 1, se permitirá la asistencia a personas con discapacidad, a familiares o adultos mayores, niños, niñas y adolescentes, el trabajo del personal de casas particulares, las personas afectadas a la realización de servicios funerarios, entierros y cremaciones, como las que atienden comedores escolares, comunitarios y merenderos.

Lo mismo ocurrirá con las tareas de telecomunicaciones, el mantenimiento de los servicios básicos, el personal afectado a la obra pública o a la recolección, transporte y tratamiento de residuos, como la actividad minera y la registral sólo en casos de urgencia.

Y está permitida la distribución de paquetería y transporte de mercaderías, la tarea en estaciones de servicio exclusivamente para el expendio de combustibles, el reparto a domicilio de alimentos, medicamentos o productos de higiene y limpieza.