17/09/2020 Derechos Humanos

La OEA decidi no renovarle el mandato a Abrao al frente de la CIDH

El secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Paulo Abrao, confirmó este jueves que le comunicaron formalmente que la Organización de Estados Americanos (OEA) resolvió no renovarle su mandato.

Abrao confirmó que la OEA no formalizó su continuidad como jefe de la CIDH
Abrao confirm que la OEA no formaliz su continuidad como jefe de la CIDH

Tras la decisión de no renovar a Abrao, se designó interinamente como titular a la secretaria adjunta, la colombiana María Claudia Pulido, y se informó que la CIDH abrirá el 25 de septiembre un concurso para ocupar el cargo.

"La @CIDH me comunicó que no obtuvo la formalización administrativa de la renovación de mi mandato como su Secretario Ejecutivo luego de varias semanas de esfuerzos de diálogo institucional", publicó Abrao en su cuenta de Twitter.

De esta forma, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, impuso su criterio de no renovar el mandato de Abrao, sobre el cual pesan más de 60 denuncias por maltrato laboral, que no recorrieron aún las instancias para formalizarse.



La CIDH al anunciar hoy que abrirá el proceso de concurso para ocupar su secretaría ejecutiva, destacó en un comunicado la importancia de su “autonomía e independencia”, y agradeció y reconoció “altamente” la gestión de Abrao, un jurista brasileño que estuvo en el cargo los últimos cuatro años.

La CIDH había resuelto por unanimidad el último 9 de enero prorrogar por otro período el mandato de Abrao, pero faltaba la ratificación de esta decisión por parte de la OEA.

El 25 de agosto, diez días después de que se venciera el período del secretario ejecutivo, Almagro dijo que no prorrogaría su contrato “debido a la existencia de decenas de denuncias de carácter funcional” presentadas contra Abrao, y deploró la “falta de tramitación” de estas quejas como “un duro golpe” a la credibilidad de la Comisión.

La CIDH, que consideró la decisión de Almagro como un “grave embate” en su contra, dijo este jueves que en los últimos días buscó “un diálogo institucional respetuoso” para superar este roce, apuntando a la defensa de la elección de Abrao y el “debido proceso” a la tramitación de las quejas del personal.

Ante la imposibilidad de lograr este propósito, la CIDH insistió en su “profundo rechazo” al paso dado por Almagro.

La CIDH había acusado al secretario general de la OEA de quebrantar “una práctica establecida por más de 20 años de respeto” al criterio de la CIDH de elegir a su secretario ejecutivo. Y agregó que esto “dificulta la obtención de verdad, justicia y reparación a las personas que se han sentido afectadas en sus derechos laborales”.

“Esta decisión del secretario general desconoce el debido proceso del señor Paulo Abrao”, afirmó la Comisión.

La negativa de Almagro a confirmar la continuidad de Abrao también fue cuestionada por dureza por un grupo de excancilleres de América Latina, en un comunicado que hicieron público el 31 de agosto, donde le reclamaron que “se abstenga de intervenir en el proceso de selección” del titular de la CIDH.

Esa comunicación fue firmada por los excancilleres Jorge Taiana (Argentina), Celso Amorim (Brasil), Guillaume Long y Ricardo Patiño (Ecuador), Hugo Martínez (El Salvador), Fernando Carrera (Guatemala), Patricia Rodas (Honduras), Jorge Lara Castro (Paraguay) y Rodolfo Nin Novoa (Uruguay).