16/09/2020 JUSTICIA

Procesan con prisin preventiva a uno de los acusados por lavado de dinero en caso D'Alessio

Lo decidió el juez Alejo Ramos Padilla para Marcelo González Carthy de Gorriti, miembro de la asociación ilícita integrada por el detenido falso abogado Marcelo D'Alessio.

El juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, procesó hoy con prisión preventiva a Marcelo González Carthy de Gorriti como miembro de la asociación ilícita integrada por el detenido falso abogado Marcelo D'Alessio, en la parte del caso que investiga supuestas maniobras de lavado de dinero.

Carthy de Gorriti estuvo prófugo en la causa y al ser detenido se negó a prestar declaración indagatoria, tras haber sido imputado, a raíz de ser uno de los miembros de un grupo de WhatssApp llamado "Buenos Aires", manejado por D'Alessio, en el que se aludía a maniobras de expatriación de fondos, según la resolución a la que accedió Télam.

Ramos Padilla procesó al comerciante detenido como presunto miembro de una "asociación ilícita dedicada a efectuar de forma habitual, organizada, con división de roles específicos y de manera estable en el tiempo, transferencias financieras internacionales a sabiendas del origen ilícito de los fondos", según la resolución.

La finalidad de las operaciones de la organización criminal era "simular dicho origen ilícito, dar apariencia de licitud a los mismos y ponerlos en circulación en el mercado", según consta en la resolución de 67 páginas.

El magistrado afirmó que, en base a la investigación, se observa en el grupo Buenos Aires "la deliberada vinculación entre sus miembros con la finalidad específica de armar esquemas financieros en miras a lograr la colocación de fondos de origen ilícito en cuentas offshore, con expresas referencias a que se trataría de maniobras que buscarían darles apariencia de realidad".

"Las actividades del grupo se centraban en relacionar a los actores intervinientes en estas operaciones, con trato directo con ellos en diversas oportunidades, y materializar de ese modo transferencias monetarias de cientos de millones de euros entre distintos países, con procedimientos que dificultasen, tanto la trazabilidad de los verdaderos emisores y receptores de los fondos, como conocer su verdadero origen y, al mismo tiempo, para intentar darle sustento legal a la tenencia del dinero al introducirlo al circuito bancario", sostuvo el magistrado.

La investigaciòn

La investigación de lavado de dinero surgió como parte de la causa en la que se investiga una organización "criminal clandestina y para estatal que utilizó diversas herramientas del espionaje ilegal con fines políticos y económicos y que actuó en varias jurisdicciones del país y en el exterior", recordó el juez en el fallo.

La dinámica de la actividad de este módulo de la organización se desprende principalmente de las conversaciones y los documentos que se observan en el chat grupal extraído del celular Iphone Xplus asociado a Marcelo D'Alessio, que contó con la participación del falso abogado y Carthy de Gorriti, así como del ex policía bonaerense y exespía Ricardo Oscar Bogoliuk y el financista Pablo Leonardo Bloise.

El grupo Buenos Aires da cuenta de varias negociaciones de "gran volumen" siempre propuestas por Carthy de Gorriti, para las que se requerirían de los "servicios" de Bloise, en la que se percibe que cada una implicaría para los miembros del grupo "el cobro de cuantiosas comisiones a través de Paymasters, esto es, empresas que gestionan cobros en nombre de terceras personas cuya identidad no se expresa en la documentación de las operaciones", según consta en el fallo.

"En el caso del grupo ´Buenos Aires´, surge que todos cobrarían del mismo paymaster y que se trataría de la empresa Goldmax Development Limited, una empresa que surge vinculada a los Panamá Papers. En ese sentido, resulta ilustrativo un mensaje remitido al grupo por parte de Bloise en el que recuerda que deben proceder a la firma del acuerdo con su paymaster", sostuvo el juez.

En lo que hace al rol de Carthy de Gorriti, "se observa una participación sumamente activa y un contacto directo con las personas que pondrían su nombre para colocar el dinero en el sistema bancario -para blanquearlo- y poder disponer libremente de él en cualquier parte del mundo", puntualizó el magistrado.

"Es Carthy de Gorriti quien envía los documentos para ser corregidos por Bloise y quien facilita la información detallada respecto de la parte sender. En ese sentido, existen sobradas muestras de que mantuvo contacto personal tanto con el ciudadano argentino Aldo Eduardo Sánchez, como con el ciudadano mexicano Teodoro Menes Ortega, cuyos nombres aparecen como senders en la documentación intercambiada", completó.