13/09/2020 Espaa

Real Madrid, con un Campazzo decisivo, se adjudic la Supercopa de bsquetbol

El equipo madrileño venció 72-67 a Barcelona y se consagró por séptima vez campeón del torneo. El base Facundo Campazzo, con ofertas para pasar a la NBA, fue elegido como el "Jugador más valioso" (MVP) del partido.



Real Madrid, con un Facundo Campazzo decisivo, retuvo esta tarde la Supercopa de básquetbol de España, al derrotar en la final a Barcelona, por 72-67, en un partido disputado en Santa Cruz de Tenerife.

El base cordobés, de 29 años, resultó –una vez más- el argumento más fiable que mostró el conjunto ‘merengue’ para alcanzar el primer título oficial de la temporada en el pabellón Santiago Martín de La Laguna, en Tenerife.

Mientras evalúa la posibilidad de un traspaso a alguna franquicia de la NBA, el exjugador de Peñarol de Mar del Plata se despachó con un rendimiento determinante, que terminó de torcer la historia.

El base titular del seleccionado argentino en el Mundial China 2019 terminó con un balance de 21 puntos (4-9 en dobles, 2-6 en triples, 7-11 en libres), 4 rebotes, 2 asistencias y un recupero en los casi 34 minutos que permaneció en cancha.
El jugador cordobés se erigió en pieza clave de los dirigidos por el DT Pablo Laso en el último cuarto, lapso en el que contribuyó con 12 puntos, según reprodujo el sitio oficial de la ACB.



De este modo, Campazzo volvió a calzarse el trofeo de ‘Jugador más valioso’ (MVP), tal como ocurrió en la edición 2019, cuando Real Madrid también se adjudicó el título, tras superar en la definición al mismo adversario, pero por 89-79.

El alero santiagueño Gabriel Deck (ex San Lorenzo), por su lado, aportó 11 tantos (4-5 en dobles, 0-4 en triples, 3-4 en libres), 3 rebotes y un robo en 30m.
Mientras que el escolta bonaerense Nicolás Laprovíttola (ex Lanús y San Antonio Spurs de la NBA) fue utilizado poco en el conjunto ‘merengue’ (6m.) y apenas colaboró con 2 puntos, 2 rebotes, una asistencia y un recupero.

En Barcelona, en tanto, el alero cordobés Leandro Bolmaro acumuló 4 puntos (1-3 en dobles, 0-2 en triples, 2-2 en libres) y un rebote en 14m.

El mejor valor del elenco ‘blaugrana’, que había eliminado al Baskonia (del marplatense Luca Vildoza) en una de las semifinales, resultó el alero Nikola Mirotic, que terminó con un saldo de 22 tantos y 7 rebotes en los casi 29 minutos que permaneció en el campo de juego.

Con esta victoria, Real Madrid sumó su séptimo título en el historial de la competencia, luego de haber festejado también en las ediciones 1984, 2012, 2013, 2014, 2018 y 2019.