13/09/2020 Buenos Aires

Kicillof define si extiende el plazo para reestructurar la deuda de la provincia

Cerrado el capítulo de la deuda a nivel nacional, el foco pasará ahora por el futuro de las reestructuraciones que encaran una docena de provincias que, encabezadas por Buenos Aires, buscan canjear más de US$ 13.000 millones con acreedores privados

El gobernador de la provincia de Buenos Aires anunciaría mañana su decisión.
El gobernador de la provincia de Buenos Aires anunciara maana su decisin.

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, deberá definir mañana si extiende por séptima vez el plazo de aceptación de su oferta de reestructuración de deuda por US$ 7.148 millones, una negociación que será clave para definir el futuro de los bonos que otras once provincias del país buscan renegociar.

Cerrado el capítulo de la deuda a nivel nacional, el foco pasará ahora por el futuro de las reestructuraciones que encaran una docena de provincias y que, encabezadas por Buenos Aires, buscan canjear más de US$ 13.000 millones con acreedores privados, atentas a las limitaciones que dejó el coronavirus en la recaudación de las arcas provinciales.

El viernes pasado venció la sexta prórroga del plazo de negociación para la que Buenos Aires inició el 23 de abril, cuando propuso cambiar 23 bonos -casi el 70% de la deuda bruta provincial- por títulos con un período de gracia de tres años, recorte del 55% en intereses y del 7% en capital, además de la extensión de la vida promedio de los bonos a 13 años.

"Tenemos una deuda de US$ 7.000 millones y el 80% vence en los próximos cuatro años. Eso es impagable; entonces, la propuesta que se ha hecho es un perfil de vencimientos que nos permita comprometernos a algo que podamos pagar", aseguró por entonces el gobernador Axel Kicillof.

Desde la cartera de Economía que conduce Pablo López apuntaron a Télam que se esperará al lunes para comunicar una definición sobre los próximos pasos a seguir, aunque se descuenta que habrá una nueva prórroga de las negociaciones ante la falta de un acuerdo con los acreedores.

Al mismo tiempo, la provincia de Mendoza también deberá anunciar los resultados de su proceso de negociación por una deuda de casi $600 millones que, al igual que Buenos Aires, el plazo venció este viernes.

La propuesta, que quedó cerca la última vez de alcanzar el apoyo para cumplir con las Cláusulas de Acción Colectiva (CAC) del 75%, ofrece a los tenedores un nuevo bono con repago en 2029, un año de gracia, cupón de 4% y tasa reducida hasta 2023.

Por su parte, Neuquén propuso reestructurar US$ 900 millones de deuda sin quita de capital, pero con ampliación de plazos y reducción de cupones de interés, aunque el plazo de adhesión venció y debió ser postergado hasta el 18 de septiembre.

Un grupo de bonistas que asegura tener más del 25% de los bonos rechazó la propuesta por considerarla "unilateral", aunque dijo estar abierto a "un diálogo transparente en base a la buena fe".

"En esta operación se tuvo en cuenta el alivio de la carga de los servicios de la deuda, principalmente en los próximos 2 años; la extensión de los vencimientos de capital y lograr una distribución de servicios de deuda (perfil) alineada a la sustentabilidad fiscal", apuntó el gobernador neuquino, Omar Gutiérrez.

Otras provincias con procesos de reestructuración de "bonos subsoberanos" son Córdoba (US$ 1.930 millones), Río Negro (US$ 300 millones) y Chubut (US$ 700 millones), que fueron las primeras en iniciar diálogos.

Recientemente se sumaron a estos procesos Chaco (US$ 250 millones), Salta (US$ 388 millones), La Rioja (US$ 200 millones), Entre Ríos (US$ 500 millones), Tierra del Fuego (US$ 200 millones) y Jujuy (US$ 210 millones).