09/09/2020 caso NAVALNY

Rusia denunci que las acusaciones por envenenamiento son una campaa de desinformacin

El Kremlin denunció que Alemania está utilizando el caso del líder opositor para desacreditar al gobierno de Putin en la escena internacional y realizó una queja formal ante el embajador germano en Moscú.

Líder de la oposición, Alexey Navalny
Lder de la oposicin, Alexey Navalny


Rusia criticó hoy "las acusaciones infundadas y los ultimátums" de Alemania en torno al envenenamiento del opositor Alexey Navalny, y advirtió al embajador alemán que cualquier rechazo a cooperar en el caso será considerado "una provocación grosera y hostil".

Berlín está utilizando el caso para "desacreditar en la escena internacional" a Rusia, advirtió el Ministerio de Relaciones Exteriores ruso en un comunicado, luego de convocar al embajador alemán para expresar su queja.

Según el texto, Moscú exigió que Berlín le proporcione "todos los datos médicos, incluido los biomateriales, los resultados de los exámenes y las muestras de test" de Navalny para que "especialistas [rusos] los estudien exhaustivamente y los verifiquen".

"La ausencia de estos documentos sería considerada como un rechazo del Gobierno federal alemán a establecer la verdad dentro de una investigación objetiva" sobre lo que le sucedió al principal opositor ruso, continuó el Ministerio.

"Toda la responsabilidad de las consecuencias de tal política recaerá en el Gobierno federal alemán y en sus aliados de la OTAN y de la Unión Europea (UE)", añadió, citado por la agencia de noticias AFP.

Navalny, principal opositor al Kremlin y conocido por sus investigaciones anticorrupción y la organización de numerosas manifestaciones, se encuentra ingresado en un hospital de Berlín después de haber sido trasladado desde Siberia.

Según la versión de los médicos alemanes, Navalny, de 44 años, fue envenenado en Rusia por un agente neurotóxico de tipo Novichok.

El activista salió el lunes del estado de coma inducido, aunque el equipo médico no descarta que sufra las secuelas del envenenamiento, de acuerdo al último parte emitido por La Charité, la clínica berlinesa donde se encuentra internado.

Alemania y los países occidentales exhortaron al Kremlin a dar explicaciones sobre su situación y a llevar "urgentemente" ante la justicia a los autores del envenenamiento.

La UE habló de posibles sanciones y Berlín indicó que no descarta congelar el proyecto de su gasoducto con Rusia, el Nord Stream 2.

Rusia, por su parte, puso en duda esta versión y denunció una "campaña de desinformación" para imponer nuevas sanciones.

"La gran campaña de desinformación en curso es la prueba evidente de que sus iniciadores no se preocupan de la salud de Navalny" y "buscan movilizar para imponer sanciones", dijo la Cancillería ruso en otro comunicado.

Los ministros de Relaciones Exteriores de Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido afirmaron ayer en un comunicado estar "unidos en la condena, en los términos más fuertes, del envenenamiento confirmado" de Navalny.

El "atentado" sufrido por Navalny supone un "duro golpe" al pluralismo democrático, agregó el texto, que recordó a Moscú la obligación de atenerse a los compromisos con los derechos fundamentales, entre ellos la libertad de opinión.

etiquetas