25/08/2020 Espaa

Hinchas del Barcelona piden la salida del presidente por Messi

Un grupo de fanáticos de la institución catalana se encuentran en las afueras del estadio Camp Nou, para expresar su malestar por la decisión del astro argentino de dejar el club.

Los catalanes piden por la salida del presidente del Barcelona, luego de que Messi anuncie su intención de dejar el club
Los catalanes piden por la salida del presidente del Barcelona, luego de que Messi anuncie su intencin de dejar el club

Socios e hinchas del FC Barcelona convocaron para mañana a una masiva manifestación en el Camp Nou para exigir la renuncia del presidente Josep María Bartomeu, después de que se conociera la decisión del astro argentino Lionel Messi de salir del club.

El rosarino, de 33 años, envió hoy un documento (burofax) a las oficinas del club para activar la cláusula de salida de su contrato que vence a mediados del año próximo, confirmó a Télam una fuente oficial "blaugrana".

Esa noticia disparó una reunión de urgencia por parte de la Junta Directiva de Barcelona para determinar los pasos a seguir y delinear una eventual estrategia judicial para intentar retenerlo.

De inmediato, cerca de una veintena de fanáticos "culé" se autoconvocó en las inmediaciones del estadio para expresar su descontento hacia la dirigencia; mientras mañana se espera una manifestación resonante para torcer la voluntad del máximo ídolo del barcelonismo.

En la última renovación de su contrato, firmada en 2017, el argentino exigió una enmienda que le permitiera desvincularse del club a final de cada temporada y ahora pretende dispararla para lograr su libertad.

Pero esa cláusula fija como plazo de ejecución el 31 de mayo, fecha establecida como final de la temporada 2019-2020, aunque el delantero entiende que puede exigirla porque la última campaña debió extenderse más allá de esa fecha debido a la pandemia de coronavirus.

Messi, de 33 años, tomó una decisión definitiva sobre su futuro, que estará fuera de un club inmerso en una severa crisis después de la eliminación en la Liga de Campeones a manos del Bayer Múnich (8-2), lo que supuso la peor derrota en la historia de las competiciones europeas.