20/08/2020 Por la pandemia

Los micros de larga distancia aprobaron los protocolos sanitarios, pero se posterga la vuelta

El director de prensa de la Cámara Empresaria del Transporte de Larga Distancia, Gustavo Gaona, informó que la vuelta a la actividad se postergó hasta octubre.

La Argentina cuenta con unos 15.000 micros de larga distancia que ocupan a unos 18.000 trabajadores.
La Argentina cuenta con unos 15.000 micros de larga distancia que ocupan a unos 18.000 trabajadores.

Los micros de larga distancia aprobaron los protocolos sanitarios para la vuelta a la actividad, que estaba pautada para septiembre pero que se postergó hasta octubre próximo a raíz de la pandemia de coronavirus, informó la Cámara Empresaria del Transporte de Larga Distancia (Celadi).

El director de prensa de esa entidad, Gustavo Gaona, señaló que "gracias a un trabajo conjunto con los Ministerios de Transporte y Turismo y Deportes, concretamos los protocolos y solo esperamos la autorización para volver a funcionar".

Teníamos acordado con Transporte volver a la actividad en septiembre, pero la evolución de la pandemia marca que es prudente postergar esa decisión hasta octubre

Gustavo Gaona

La Argentina cuenta con unos 15.000 micros de larga distancia que recorren 1.600 destinos del interior del país y que ocupan a unos 18.000 trabajadores en más de 100 empresas.

La actividad de este sector, que genera unos 5.000 puestos de trabajo en forma indirecta, lleva 154 días de parálisis y según estimaciones de la Celadi pierde unos 100 millones de pesos por día.

La crisis se atenuó en agosto gracias a las ayudas del Estado, que incluyeron ATP, IFE y créditos blandos para pagar salarios hasta que vuelva la actividad y un subsidio directo de 500 millones de pesos a las empresas.


Protocolo sanitario

Los protocolos aprobados por los ministerios de Transporte, Salud y Turismo y Deportes son para todo el país y abarcan cuatro capítulos referidos a la prevención en las empresas, en las terminales, en el interior de los micros y a las conductas de los pasajeros.

Las medidas disponen el uso de tapabocas en forma permanente, una adecuada ventilación de las unidades (sin la recirculación de aire) y un distanciamiento de 1,5 metros entre grupos íntimos de pasajeros.

Además, multiplica los recipientes con alcohol en gel y con agua para la constante higienización de manos y objetos y marcan que no habrá más catering a bordo, mantas, almohadones y auriculares.