16/08/2020 Paraguay

Un acuerdo con autoridades evit un motn en una crcel de Asuncin

Los presos que estaban llevando a cabo la protesta pertenecen al Primer Comando de la Capital (PCC), una de las mayores organizaciones criminales brasileñas con presencia en territorio paraguayo.

Unidad Penitenciaria Industrial Esperanza
Unidad Penitenciaria Industrial Esperanza

Autoridades de Paraguay celebraron este domingo un acuerdo con un grupo de presos en una cárcel en Asunción que amenazaban amotinarse en rechazo a la suspensión de visitas dispuesta luego de que se detectara allí un caso de coronavirus, informó la prensa local.

El acuerdo quedó plasmado en un acta que refleja los compromisos asumidos por ambas partes, informó el viceministro de Política Criminal, Rubén Maciel, al cabo de una prolongada reunión con los reclusos, según el diario asunceño Hoy.

El incidente ocurrió en el Penal Industrial Esperanza, desde donde los reclusos divulgaron esta tarde un video en el que aparecen con las caras cubiertas y armados con palos y facas, y piden la presencia de la ministra de Justicia, Cecilia Pérez.

Los internos que llevaron a cabo la protesta pertenecen al Primer Comando de la Capital (PCC), una de las mayores organizaciones criminales brasileñas con presencia en Paraguay, según el diario asunceño La Nación.

Los presos reclamaron la reactivación del régimen de visitas sociales e íntimas, así como la situación procesal de varios de ellos, que adujeron que estaban recluidos sin condena.

Asimismo, cuestionaron que el personal penitenciario cumpla la cuarentena en el penal, después de que se detectara que un empleado contrajo coronavirus.

“Acá no se puede hacer cuarentena porque es una cárcel donde hay muchos presos que corren peligro de contraer la enfermedad; si quieren que el guardia haga cuarentena, que vaya a un albergue”, dice uno de los reclusos en el video, en idioma guaraní.

“Nos prohibieron las visitas y ahora reclamamos nuestros derechos; exigimos la presencia de la prensa y de encargados de derechos humanos, y así nadie va a salir herido”, agrega.

Maciel confirmó que el guardiacárcel se contagió la enfermedad, pero sostuvo que estaba guardando cuarentena en su domicilio y no tuvo contacto ni con el personal ni con los internos.

El viceministro dijo que los reclamos serían derivados al Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social, en el caso de las visitas, y a la Corte Suprema de Justicia y los jueces de ejecución, en cuando a la situación procesal de los presos.

Paraguay sumaba desde el comienzo de la pandemia 9.791 casos confirmados de coronavirus (410 en las últimas 24 horas), de los cuales 138 personas murieron (11 en el último día) y 6.034 ya se curaron tras haberse infectado (193 nuevas), reportó esta noche el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social.

La propagación de la enfermedad se aceleró en los últimos 45 días, tras registrar apenas 2.221 casos hasta el último día de junio, y dos de los mayores brotes de las últimas semanas ocurrieron precisamente en sendas cárceles, la de Ciudad del Este (con más de 500 contagios y tres muertes) y Tacumbú, también en Asunción y muy cercana a Esperanza, con al menos 60 infecciones.
etiquetas