15/08/2020 coronavirus

Trotta: "No hay posibilidades de que vuelvan las clases presenciales en Ciudad por el momento"

El ministro de Educación dijo que Rodríguez Larreta "no planteó el regreso a las aulas, sino empezar a trabajar para que podamos abrir gabinetes tecnológicos para los chicos con bajo o nulo contacto con la escuela".

Trotta rechazó la idea de retomar las clases presenciales en la Ciudad
Trotta rechaz la idea de retomar las clases presenciales en la Ciudad

El ministro de Educación, Nicolás Trotta, reiteró hoy que "no estamos de acuerdo con que los chicos en la ciudad de Buenos Aires vuelvan a las aulas" y dijo que hay que "trabajar con los que no tienen conectividad en sus hogares", posición que sostienen también los sindicatos docentes, que denunciaron la desigualdad en el acceso a la educación de los alumnos de los barrios vulnerables.

Por su parte, el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, dijo hoy que "buscarán una solución integral con Nación" para los 5.100 chicos que perdieron conexión con la escuela por la pandemia.

Tras el anuncio ayer del jefe de Goberno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, del retorno a escuelas públicas de esos alumnos que por problemas de conectividad a internet no pudieron acceder a las clases virtuales durante el aislamiento por el coronavirus, Trotta aseguró hoy que la realidad epidemiológica que enfrenta la ciudad de Buenos Aires “es muy compleja” y remarcó que “no hay posibilidades de que vuelvan las clases por el momento".

Asimismo, el titular de la cartera educativa consideró, en declaraciones a radio Mitre, que Rodríguez Larreta "no planteó el regreso a las aulas, sino empezar a trabajar para que podamos abrir gabinetes tecnológicos para los chicos con bajo o nulo contacto con la escuela" y remarcó que, "en el momento de mayor circulación del virus, no podemos exponer a nuestros docentes y nuestros alumnos con clases presenciales".

Por su parte, el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, dijo hoy que la Ciudad "buscará una solución integral con el Ministerio de Educación de la Nación" para que los 5.100 alumnos que perdieron conexión con la escuela la recuperen, para lo cual destacó que "lo importante es que el chico tenga conectividad".

En el momento de mayor circulación del virus, no podemos exponer a nuestros docentes y nuestros alumnos con clases presenciales.


Nicolás Trotta


Un relevamiento realizado por el Ministerio de Educación porteño detectó que son 5.100 los estudiantes de escuelas públicas que, por falta de conectividad o de dispositivos, tuvieron que interrumpir la continuidad del ciclo lectivo, tras la suspensión de las clases presenciales por las restricciones adoptadas por la pandemia.

“A esos chicos hay que ir a buscarlos casa por casa", apuntó Santilli en declaraciones a radio La Red y precisó que "no hace falta" que los docentes vayan a la escuela, ya que "pueden dar las clases a distancia, como hacen con el resto de los chicos; lo importante es que ese alumno tenga conectividad y acceso a pantallas" para continuar con los contenidos educativos.

En cuanto a la modalidad para implementar esta iniciativa, Santilli afirmó que es algo que “vamos a decidir con el ministro Trotta y la ministra (de Educación porteña, Soledad) Acuña" y remarcó la necesidad de "evitar la deserción escolar", al tiempo que reconoció el trabajo de los docentes tras la suspensión de las clases presenciales.

La postura de los docentes

El anuncio de la vuelta a las aulas de los alumnos que no pueden acceder a la educación virtual por falta de conectividad fue rechazado por los gremios docentes que apuntaron que esta decisión expone tanto a estudiantes como al personal docente y no docente a la posibilidad de contagio.

“Es de una altísima irresponsabilidad volver a las clases ya que no están garantizadas las condiciones epidemiológicas y sanitarias para el regreso a las escuelas”, aseguró en diálogo con Télam, Eduardo López, secretario adjunto de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE).

El dirigente sostuvo que "estamos en contra de convertir las escuelas, que son espacios de igualdad, en una especie de ciber para pobres” y remarcó que “el Gobierno de la Ciudad es el mismo que discontinuó el plan Conectar Igualdad, programa que precisamente resolvía el problema del acceso a la tecnología” de alumnos de escuelas públicas.

Asimismo, aseguró que el gremio “viene denunciando” desde el inicio del aislamiento obligatorio dispuesto el pasado 20 de marzo la desigualdad en el acceso a la educación de niños y niñas de “barrios vulnerables” y estimó en "unos 20 mil" la cifra de estudiantes que cortaron total o parcialmente el vínculo con la escuela.

“Presentamos una denuncia en la justicia porteña y el juez (Roberto Andrés) Gallardo nos dio la razón obligando al Gobierno porteño a otorgar netbooks a los alumnos y colocar antenas para dar internet a los barrios”, explicó López y remarcó que “el mismo Gobierno que ahora dice estar preocupado por estos chicos, apeló ese fallo”.

En este sentido, el gremialista recordó que “cuando la Ciudad organizó” los Juegos Olímpicos de la Juventud, en 2018, construyó una ciudad deportiva en Lugano e “instaló camiones con antenas móviles de internet con la que se daba conectividad a este barrio y a Soldati, Bajo Flores y Mataderos, que una vez terminada la competencia fueron retirados”.

“Rodríguez Larreta tiene como asesores a (María Eugenia) Vidal, (Marcos) Peña y (Gabriel) Sánchez Zinny, dirigentes que no tienen legitimidad para hablar de políticas socioeducativas ya que formaron parte de un gobierno que desarticuló programas de inclusión y no construyó escuelas”, apuntó López.

Por su parte, la Asociación de Enseñanza Media y Superior (Ademys) rechazó la iniciativa del regreso a las aulas y aseguró que “no están dadas ni las condiciones epidemiológicas ni de seguridad e higiene básicas para el retorno a las clases presenciales”.

A través de un comunicado, Ademys aseguró que desde que se inició el aislamiento social preventivo y obligatorio (ASPO) “no se han realizado las obras necesarias de reparación y acondicionamiento de infraestructura, ni se ha destinado el presupuesto necesario para la compra de insumos de limpieza básicos y la contratación de personal auxiliar de limpieza de refuerzo”.