14/08/2020 lanzamiento

"Tunnel Vision", una microserie para plantarle a las nuevas generaciones el amor al cine

Se trata de nueve episodios de un minuto que ya cuentan con decenas de reproducciones, dirigidos por Talo Silveyra y producidos por TNT y Pocket Films.

Por Nicols Biederman

El formato acaparó la atención de miles de personas.
El formato acapar la atencin de miles de personas.
 El director y productor Talo Silveyra, quien estrenó la microserie exclusiva para Instagram "Tunnel Vision", cuyos nueve episodios de un minuto cuentan ya con decenas de miles de reproducciones, afirmó que el formato corto llega para "complementar" la oferta audiovisual y que puede funcionar para fomentar "un poquito el amor al cine" en los más jóvenes.

"Cuando te ponés a pensar en este formato decís 'es el fin del cine o es el fin de las series largas'; yo pienso que es todo lo contrario", aseguró Silveyra en charla con Télam, acerca de la serie de thriller y ciencia ficción que puede verse en el Instagram del canal TNT, @tntlatam.

Con tres protagónicos jóvenes -y, no casualmente, con una presencia muy fuerte en redes sociales- "Tunnel Vision" es un thriller de ciencia ficción ideada para los celulares, que sigue la historia de Kevin, un adolescente "geek" de la electrónica que se está quedando ciego y que consigue crear un dispositivo de realidad virtual que le permite recrear lo que le sucede en el día.

Pepo Maurizi, Caro Domenech y José Giménez "el Purre" Zapiola son acompañados por la experimentada actriz Graciela Stefani, madre de Silveyra, en un relato que aunque condensado al extremo, y apoyado en una muy buena factura técnica, logra desarrollar un arco narrativo y reflexionar sobre las consecuencias de la cada vez más acentuada inmersión tecnológica.

Desde Los Ángeles, donde está afincado desde hace un año y medio abocado con su productora Pocket Films a la generación de cortos de un minuto (disponibles en @pocket_films), el también actor conversó con esta agencia:

Télam: ¿Cómo surgió la idea de "Tunnel Vision"?
Talo Silveyra: Veníamos haciendo ficciones de un minuto autoconclusivas con Pocket Films. A partir de eso, a los cinco cortos, que ya tenemos como 40 subidos, nos encuentra TNT y nos dice "estábamos buscando a alguien que hiciera ficciones para redes sociales", justo dimos como en el clavo.

T: ¿Este formato presenta más oportunidades o más limitaciones?
TS: Las dos cosas. Siento que a veces, desde lo creativo, hay que tomar muy buenas decisiones para que en ese lugarcito chiquito se expresen las ideas y tenga algo cinematográfico que funcione, pero además que te deje un mensaje que te deje pensando. Más ahora en las redes sociales, en las que a veces el amor propio no está en primer plano. Sumar desde la parte del cine me parece fundamental.

A la vez, la verdad es que en un minuto podés contar un montón de cosas.
T: ¿Por qué eligieron que se viera exclusivamente utilizando el formato apaisado clásico, teniendo en cuenta que Instagram se usa en celulares y las personas lo suelen sostener en vertical?

TS: Únicamente por una cuestión de estética. Los que amamos el cine estamos acostumbrados a verlo así. La adaptación al celular hace que a veces uno tenga que adaptarse a ciertas cosas, pero decidimos intentar mantener esa sensación que aprovecha a Instagram TV, que da la opción de girar el teléfono y verlo como si fuera una peli. Pero la idea también es que se puedan tomar ese minuto, que sabemos que es difícil frenar con las redes sociales un minuto entero.

T: Se dice que los más jóvenes ya no consumen medios tradicionales. ¿Es esta una manera de llegarles?
TS: El celular lamentablemente ocupa demasiado tiempo de nuestras vidas y como llevamos quizás más del 70 por ciento del día mirando el celular me parece que también es una hermosa manera de plantarle a las nuevas generaciones el amor por el cine y llevarles un mensaje que tenga que ver con un poco más de profundidad. Que lo único que puedan consumir no sea el típico posteo de Instagram; aunque sea venimos al virus y lo atacamos desde adentro.

T: ¿Ves a este tipo de propuestas como el futuro del audiovisual o como un formato complementario?
TS: Si nosotros renegamos de Instagram vemos solo una parte. Poder adaptarse, y llevarle a los chicos para que "flasheen" con esas ficciones y que los incentive a querer hacer ficciones, formar parte del mundo del cine en el futuro, es genial. Después, cuando su capacidad de atención empiece a crecer y tengan más ganas de quedarse media hora, veinte minutos o una hora de capítulo, lo van a tener también. Así vamos plantando de a poquito el amor al cine.

No es que yo me embandero con las ficciones cortas para Instagram, no es que digo "este es el nuevo futuro, esto es lo que hay que hacer", sino que me parece un buen aditamento para después seguir nutriendo a la ficción larga y a la ficción como la conocemos, que es en cine.

T: La virtualidad en la serie interviene sobre lo real. ¿Por qué decidiste poner en marcha ese proceso metadiscursivo en el que la serie habla de alguna manera del mismo medio en el que está inserta?

TS: No es que criticamos al medio, sino que lo adaptamos y lo tomamos de una manera poética. Tenemos a un protagonista quecomienza a tener una discapacidad y poder transformar esa vida en algo poético a través de ese mundo digital que él crea, un mundo imaginario y artístico que se arma en su cabeza. Lo que sí, y ahí se arma un paralelismo perfecto con las redes sociales, él empieza a generar cambios en su pasado a través de la realidad virtual que tienen influencia en la vida real.