13/08/2020 Violencia policial en Crdoba

Marcha de silencio en reclamo de justicia por el crimen de Valentino Blas Correas

Una marcha de silencio se realizó por las calles céntricas de la ciudad de Córdoba en reclamo de justicia por el crimen de Valentino Blas Correas, el adolescente de 17 años que murió hace una semana de un balazo y por cuyo homicidio hay tres policías detenidos.

Valentino Blas Correas
Valentino Blas Correas

La movilización estuvo encabezada por el hermano mayor y los amigos de la víctima, quienes llevaron una pancarta con la leyenda "Justicia por Blas" en el frente de la columna y carteles individuales con el reclamo de soluciones a la violencia policial.

Juan, el hermano de Blas, leyó una breve carta en la que dijo: "hay miles de porqué que no logro entender. ¿Por qué te arrebataron la vida quienes juraron protegerte?, ¿por qué no te atendieron en la clínica quienes debían atenderte?, ¿por qué esa noche había tantas preguntas y pocas respuestas?"

"Queremos del ruido hacer silencio, y creo que lo logramos, gracias a todos por estar. Queremos justicia en serio. Me queda todo de mi hermano, lo voy a extrañar mucho, lo voy a llevar siempre conmigo, voy a hacer justicia", recalcó Juan.

"No al abuso policial"; "Podría haber sido yo"; "Querido Blas, hasta siempre, adiós"; "Basta de gatillo fácil', fueron algunas de las leyendas de los carteles exhibidos por los manifestantes.





La marcha se desarrolló con absoluta tranquilidad desde la esquina de Colón y General Paz, con una caminata en silencio y solo un aplauso emotivo al llegar frente al shopping Patio Olmos, donde comenzó la desconcentración.

Defensa Civil estuvo al frente del operativo para mantener el orden en la movilización y estimaron que participaron entre 3.500 y 4.000 personas, entre las que también estuvieron el padre y el abuelo de Valentino, y autoridades y personalidades del Club Atlético Belgrano, del que era socio el adolescente asesinado.

Familiares de otras víctimas que acusan a las fuerzas policiales también participaron en la manifestación de hoy, durante la que denunciaron la violencia institucional y pidieron justicia.

Por el hecho, los efectivos Javier Alarcón (31) y Lucas Gómez (35) están detenidos por el "homicidio calificado" de Valentino y la tentativa en perjuicio de los acompañantes de la víctima; en tanto que ayer se entregó la también policía Wanda Esquivel (32), quien está acusada de "encubrimiento agravado".





Desde la fiscalía que investiga el hecho, a cargo de José Mana, se informó también el miércoles que Yamila Martín, otra integrante de la misma fuerza, fue imputada por "omisión de deberes de funcionario público", por lo que no quedó presa ya que se trata de un delito excarcelable.

El hecho investigado ocurrió alrededor de la 1 del jueves de la semana pasada, cuando Valentino y cuatro amigos se movilizaban en un Fiat Argo, en la zona del barrio de Las Flores, en el sur de la ciudad de Córdoba.

Tras discutir con los dos motociclistas y evadir un control policial, dos agentes dispararon y cuatro tiros impactaron en la parte de atrás del automóvil, uno de los cuales ingresó en la zona del omóplato de Valentino, quien iba en la parte trasera.
etiquetas