11/08/2020 Bolivia

Los tres hospitales dedicados a la pandemia en Cochabamba estn a punto de colapsar

Desde el inicio de la pandemia y hasta ayer, Bolivia superaba los 91.600 casos de coronavirus y 3.710 decesos, y Cochabamba acumulaba 10.722 enfermos, de las cuales 3.521 fueron dados de alta y 791 fallecieron.


Los tres hospitales de Cochabamba destinados a atender pacientes con coronavirus se encuentran al borde del colapso, mientras se prevé un recrudecimiento de los contagios en las próximas semanas por los movimientos y la tensión política que aumenta en toda Bolivia con protestas por las sucesivas postergaciones de las elecciones.


Además, el alcalde de esa ciudad, José María Leyes, volvió hoy a dar positivo, según informó la secretaria de Salud del municipio, Giovanna Colodro, en conferencia de prensa, replicada por el diario Gente.

“La salud del alcalde esta con el 50% de la pérdida del olfato. Se ha realizado una prueba PCR (de anticuerpos) la cual ha dado positivo y debe mantenerse en aislamiento siete días más”, explicó la funcionaria a dos semanas de estar cursando la enfermedad.

La noticia coincide con el peor momento del sistema hospitalario en Cochabamba.

“El colapso de los hospitales es total, están carentes de equipos de bioseguridad, insumos, medicamentos y faltan terapistas”, denunció hoy el representante del Sindicato de Ramas Médicas de Salud Pública (Sirmes), Carlos Nava, citado por el medio Los Tiempos.

“El recurso humano es insuficiente porque el 30% de los profesionales ha caído con la enfermedad y el 20% ha fallecido, sólo en Cochabamba murieron más de 22 colegas y no hay quién los reemplace”, advirtió Nava.

Uno de los hospitales citados, conocido como el del Sur, funciona al 70% de su capacidad por falta de médicos, y nueve de cada 10 pacientes que ingresan a terapia intensiva mueren por falta de medicamento, mientras que en el hospital Viedma cuenta solo con cuatro camas de terapia intensiva, porque la capacidad de oxígeno y electricidad no alcanzan para las nueve camas que posee.

En tanto, la institución Solomon Klein de Sacaba funciona al 65% y de las 90 camas que tiene a disposición solo pueden ocupar 60, porque no hay médico que alcance a ocuparse del resto de los pacientes.

La situación se replica en otros establecimientos satélites, como el hospital del Norte, que funciona al 30% de su capacidad y aún espera los siete respiradores prometidos por la Alcaldía.

“El Gobierno ofreció mil contratos que hasta ahora no llegan; si llegan tarde, no ayudarán a contener la pandemia”, alertó, por su parte, el presidente del Colegio de Médico de Cochabamba, Édgar Fernández.

Las estadísticas exponen la falta de personal, medicamentos y unidades de terapia intensiva (UTI) o intermedia, la necesidad de mejorar las condiciones de trabajo para los profesionales de la salud, además de equipos de bioseguridad y oxígeno.

“Hemos pedido en reiteradas ocasiones que se declare desastre sanitario, pero no les interesa la salud, sus disputas se anteponen a la salud de la población”, dijo Nava sobre la solicitud hecha a la Asamblea Departamental.

Sin embargo, el director del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Yercin Mamani, alertó hoy que Cochabamba no podrá atender las demandas de oxígeno de los pacientes con la Covid-19 si no se liberan las rutas para la circulación de camiones cisternas.

En medio de una crisis político-social atizada por las sucesivas postergaciones de los comicios presidenciales -que pasaron de mayo a septiembre y ahora, 18 de octubre-, Bolivia cumplió hoy su noveno día de protestas, convocadas con cortes de ruta por la Central Obrera Boliviana y sectores aliados al exmandatario Evo Morales.




etiquetas