10/08/2020 TUCUMN

Lebbos pidi a la Justicia que fije fecha para el tercer juicio por el crimen de su hija

El padre de Paulina, ante el silencio de los jueces, decidió iniciar una campaña para juntar firmas que avalen su reclamo en el sitio Change.org, donde ya sumó más de 60.000 adhesiones.

Por Corresponsal

 
Alberto Lebbos durante una de las marchas para pedir justicia por su hija Paulina.
Alberto Lebbos durante una de las marchas para pedir justicia por su hija Paulina.

Alberto Lebbos, padre de Paulina, la joven tucumana asesinada en 2006 y por cuyo caso ya fueron condenados expolicías y un exfuncionario en dos juicios, reclamó a la Justicia provincial que fije nueva fecha para un tercer debate oral en el que será juzgado el exfiscal Carlos Albaca por encubrimiento agravado, entre otras imputaciones, el cual estaba programado para el 25 de marzo último pero se suspendió debido a la pandemia del coronavirus.

"Les estamos rogando a los jueces de la sala I, que preside pedro Roldán Vázquez, que disponga el comienzo del juicio porque pese a la pandemia se desarrollaron numerosas audiencias virtuales y en algunos casos presenciales", comentó Lebbos al ser consultado por Télam.

El padre de Paulina, ante el silencio de los jueces, decidió iniciar una campaña para juntar firmas que avalen su reclamo en el sitio Change.org, donde ya sumó más de 60.000 adhesiones 

"A mi hija la mataron hace 14 años y los culpables siguen libres, caminando entre nosotros, porque el exfiscal Albaca mantuvo la causa paralizada y bajo secreto de sumario durante los 7 años que estuvo a cargo", señaló Lebbos, quien pidió en el petitorio que lo "acompañen firmando para que la Justicia de Tucumán inicie el juicio oral contra este hombre".

El juicio oral tenía fecha de comienzo el 25 de marzo pero debido a la pandemia por el coronavirus quedó suspendido, aunque Lebbos sostiene que no se puede "seguir esperando" que se ordene una nueva fecha, "más aún teniendo en cuenta los avances tecnológicos", por lo que "podría comenzar de forma virtual".

"Pasaron cuatro años de la elevación a juicio de la causa, pero el sistema judicial está armado para facilitar las chicanas y estirar indefinidamente los casos en el tiempo para que prescriban", se quejó Lebbos, quien advirtió que "los abogados y delincuentes conocen estas herramientas concedidas por los códigos procesales y las usan para estirar los plazos".

"El crimen de Paulina sigue impune por la protección que (el exgobernador José) Alperovich y Albaca les dieron a los asesinos", insistió el padre de la joven.

La Corte Suprema de la provincia encontró a Albaca responsable de 11 delitos en una investigación interna que dio origen a la denuncia penal donde el encubrimiento agravado es el más importante, de acuerdo a lo precisado por Lebbos, quien se mostró preocupado porque "el tiempo pasa y los plazos legales se acortan ya que la causa prescribirá el próximo año".

El exfiscal se encuentra actualmente en libertad "cobrando una jubilación de privilegio y burlándose de mi familia y de todos los tucumanos, mientras la Justicia mira para otro lado", indicó Lebbos.

EL caso

Paulina Lebbos tenía 22 años cuando el 26 de febrero de 2006 encontraron su cuerpo sin vida en la zona de Tapia, a unos 20 kilómetros al noroeste de la capital tucumana, y desde entonces su padre lucha para que se haga Justicia y para que los culpables vayan presos.

En un primer juicio oral realizado en el marco de la caso, la Justicia tucumana condenó el excomisario Enrique García a la pena de 5 años de prisión; al ex oficial Manuel Yapura a 4 años; y al expolicía Roberto Lencina a 2 años, todos ellos acusados del delito de "encubrimiento".

La justicia consideró que estos tres expolicías fraguaron las actas de la declaración de un testigo y del hallazgo del cadáver de la víctima.

Luego, en un segundo debate oral, fueron condenados el exjefe de policía de Tucumán, Hugo Sánchez; y el exsecretario de Seguridad provincial, Eduardo Di Lella; a la pena de 6 años de prisión por "encubrimiento".

Además, el ex subjefe de policía, Nicolás Barrera; y el ex subjefe de la Regional Norte Rubén Brito; fueron condenados a 5 años y medio y 5 años de cárcel, respectivamente.

Mientras que el expolicía Waldino Rodríguez recibió una pena de 3 años de prisión condicional también en ese debate, al tiempo que Roberto Luis Gómez fue absuelto como "partícipe secundario" del delito de "privación ilegal de la libertad seguida de muerte".

Tanto Sánchez, como Di Lella, Barrera y Brito fueron funcionarios del ex gobernador tucumano José Alperovich.