10/08/2020 Lesa Humanidad

Rechazan dar domiciliaria por la pandemia al represor Mario Sandoval

El Tribunal Oral Federal 5 le negó ese beneficio al expolicía detenido a la espera de ser juzgado por el secuestro y desaparición del estudiante de arquitectura Hernán Abriata, en 1976.

Sandoval fue extraditado desde Francia en diciembre pasado.
Sandoval fue extraditado desde Francia en diciembre pasado.

El Tribunal Oral Federal 5 rechazó hoy otorgar prisión domiciliaria por la pandemia de coronavirus al expolicía Mario "Churrasco" Sandoval, detenido a la espera de ser juzgado por delitos de lesa humanidad tras ser extraditado desde Francia en diciembre pasado.

Sandoval estuvo en aislamiento preventivo en el penal donde está alojado por haber sido contacto estrecho de otros reclusos que contrajeron coronavirus, pero transcurrido el período establecido por protocolo no presentó síntomas y un hisopado le dio negativo, refirió el Tribunal en la resolución en la que le negó el arresto domiciliario.

El ex policía de 66 años "se encuentra en buen estado de salud" y tras cumplir con el periodo de aislamiento entre el 22 de julio y el 6 de agosto volvió al alojamiento con la población general, según informó el Servicio Penitenciario Federal,

Además, se le hizo un hisopado que dio negativo para Covid-19, añadió el SPF.

Las querellas de la causa se opusieron a la concesión del beneficio.

"No se advierte que haya existido en modo alguno un trato displicente o más gravoso a su respecto o que pueda ser tildado como cruel o inhumano", sostuvieron los jueces del TOF 5 Adriana Palliotti, Daniel Obligado y Adrián Grunberg, al rechazar conceder la domiciliaria.

También descartaron que se haya "obstaculizado el acceso al derecho a la salud" de Sandoval, sino que ocurrió "todo lo contrario pues se han tomado todas las medidas pertinentes para aislarlo y prevenir su contagio", argumentaron.

Sandoval se radicó en Francia en 1985, obtuvo la ciudadanía de ese país y fue extraditado el año pasado tras un proceso que duró 7 años.

  El expolicía será juzgado por el secuestro y desaparición del estudiante de arquitectura Hernán Abriata, en 1976.