31/07/2020 Pandemia

Reino Unido: por rebrotes suspenden el avance en una nueva fase de desconfinamiento

Lo informó el primer ministro debido al aumento de casos. La nueva fase iba a comenzar mañana pero quedó aplazada por 15 días. Anoche se impusieron nuevas restricciones a regiones del norte de Inglaterra.

Las restricciones afectan a los habitantes del Gran Manchester, el este de Lancashire y partes de West Yorkshire
Las restricciones afectan a los habitantes del Gran Manchester, el este de Lancashire y partes de West Yorkshire

El Gobierno británico decidió hoy suspender a último momento la siguiente fase de alivio de las restricciones por el coronavirus, anunció el primer ministro Boris Johnson, que dijo que los casos de esta enfermedad están en aumento por primera vez desde mayo pasado.

La flexibilización adicional de las medidas del confinamiento que tenía previsto comenzar mañana se pospondrán al menos durante 15 días más, dijo Johnson.

De esta forma, los casinos, las pistas de bowling, patinaje y el resto de los centros de atención al público deberán permanecer cerrados y no se reanudarán las funciones de teatros, conciertos y eventos en espacios cerrados.

Los encuentros deportivos y los centros de conferencias tampoco se podrán llevar a cabo así como no se permitirán fiestas de casamiento.



"Sé que los pasos que estamos dando serán un duro golpe para muchas personas, para todos aquellos cuyos planes de casamiento se han visto interrumpidos u otras celebraciones, lo siento mucho, mucho. Pero simplemente no podemos correr el riesgo", afirmó el líder británico.

Dijo que, de todas maneras, estas medidas estarán bajo revisión constante y seguirán adelante con la intención de abrir tan pronto como se pueda.

Johnson también anunció una mayor presencia policial para asegurarse que los ciudadanos usen barbijos en tiendas y supermercados y adelantó que extenderán esa medida a otros espacios cerrados como museos, galerías, cines y lugares de culto.

"Ahora recomendamos que se usen tapabocas en estos lugares y esto será obligatorio por ley a partir del 8 de agosto", afirmó.

Agregó además que por el momento las recomendaciones sobre el distanciamiento social no cambiarán.

"Hemos hecho grandes progresos juntos. Sé que vamos a tener éxito y sé que vamos a superar esto, si todos y cada uno de nosotros jugamos nuestro rol. Así es como evitaremos volver a un confinamiento nacional completo", subrayó.

Anoche, el Gobierno británico también impuso nuevas restricciones que rigen desde hoy en varias regiones del norte de Inglaterra que impiden a las familias y amigos volver a encontrarse en espacios cerrados, luego de un rebrote de casos de coronavirus.

Las restricciones afectan a los habitantes del Gran Manchester, el este de Lancashire y partes de West Yorkshire.

La prohibición, que entró en vigencia desde la medianoche, abarca a todos los espacios cerrados ya sean casas particulares, pubs y jardines privados.

Según el Ministro de Salud, Matt Hancock, que defendió la medida, el aumento en la transmisión del coronavirus se debió a visitas que personas realizaban a amigos y familiares.

En declaraciones a la cadena BBC, el ministro dijo que el Gobierno había tomado medidas "específicas" basadas en la información obtenida del rastreo de contactos.

Hancock explicó que "la mayor parte de la transmisión se produjo entre familias y amigos que se visitaron en sus domicilios y por personas que no respetaron el distanciamiento social".

Señaló que no se permitirá que los integrantes de diferentes hogares se vuelvan a reunir en pubs o jardines, pero, que en otros lugares públicos al aire libre, como los parques, podrían hacerlo siempre y cuando la gente respete el distanciamiento social.

"No estamos viendo tantas transmisiones, en términos de lugares de trabajo u otras áreas, por lo que podemos implementar esta acción específica", agregó.

La medida que fue anunciada a solo tres horas de entrar en vigencia, fue cuestionada por el líder laborista, Keir Starmer, quien dijo al diario The Guardian que el anuncio de estas medidas "a altas horas de la noche en Twitter" fue "una nueva falla en las comunicaciones del Gobierno durante esta crisis".

Según la Oficina de Estadísticas Nacionales (ONS), y de acuerdo a pruebas de hisopado a miles de personas, los casos de coronavirus aumentaron nuevamente en Inglaterra.

La tasa de contagios es la más alta de las últimas siete semanas y más del doble de la de 1.700 de hace quince días.

El número total de fallecimientos por coronavirus en el Reino Unido se elevó ayer a 45.961 al registrarse otras 83 víctimas fatales en la jornada previa.