30/07/2020 Caracas

La OPS asistir a los hospitales de Venezuela con fondos del pas confiscados por EE.UU

La Organización Panamericana de Salud anunció en un comunicado que trabaja "activamente" con el Gobierno de Maduro y el Parlamento en un plan de respuesta al coronavirus.


La Organización Panamericana de la Salud (OPS) aplicará en Venezuela un programa para dotar a los hospitales de materiales básicos de protección sanitaria con parte del dinero que Estados Unidos bloqueó al Gobierno de Nicolás Maduro, informó hoy la oposición venezolana.


La OPS anunció ayer en un comunicado que trabaja "activamente" con el Gobierno de Maduro y el parlamento en un plan de respuesta al coronavirus y mencionó la reciente "transferencia de 10 millones de dólares" para esta tarea.

Este dinero servirá para financiar la "protección del personal de salud, la implementación de medidas para reducir la transmisión y el fortalecimiento de la atención en los estados más afectados", dijo la OPS en el mismo comunicado, sin precisar la fecha de arribo de las ayudas ni su origen, informó la agencia de noticias EFE.

Aunque se prevé que la ayuda incluya medicamentos básicos, la mayoría de la carga estará compuesta por equipos de protección sanitaria, como tapabocas y guantes.

Hoy, la diputada opositora Manuela Bolívar informó en una conferencia de prensa que el dinero que se le será transferido a la OPS es parte de los fondos del Estado venezolano que Estados Unidos confiscó por considerar que el Gobierno de Maduro comete actos de corrupción.

Esos recursos deben ser gestionados por Juan Guaidó, el líder de la Asamblea Nacional que Washington reconoce como el presidente legitimo del país sudamericano.

"Este esfuerzo (de dotación) es posible porque se protegieron recursos venezolanos de la corrupción de manos del régimen (de Nicolás Maduro), lo que hoy permite que sean invertidos en programas en atención", aseguró la legisladora.

Venezuela cuenta hoy con 17.158 casos confirmados y 154 muertos, según datos de la Universidad estadounidense Johns Hopkins.

De la cifra de fallecidos, 34 son trabajadores sanitarios, según la ONG Médicos Unidos.

En medio de este contexto sombrío, un grupo de trabajadores sanitarios venezolanos se manifestó hoy de forma pacífica ante la sede del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y, respetando el distanciamiento social y portando tapabocas y guantes, desplegó pancartas en las que exigió "protección", informó la agencia de noticias Ansa.

Pablo Zambrano, de la Federación de Trabajadores de la Salud, explicó que acudieron a la sede del organismo internacional pese a la cuarentana estricta que se cumple en la capital venezolana, para entregar un documento y llamar la atención del mundo sobre la crítica situación que enfrentan.

"Los trabajadores venezolanos necesitamos del mundo. Le decimos al secretario general de la ONU, António Guterres que en Venezuela necesitamos que el mundo nos ayude por lo menos a tener un bono de 100 o 150 dólares que permita que prestemos el servicio con dignidad", expresó.

Indicó que el personal de salud recibe aproximadamente un poco más de 3 dólares al mes por prestar el servicio y "eso no cumple con la Constitución y por lo tanto no podemos decirle salario".

Zambrano destacó la falta de equipos de protección para poder enfrentar la pandemia, que hizo "al sistema de salud totalmente vulnerable y con hospitales y trabajadores en crisis".

Igualmente, señaló que los hospitales tienen muchas carencias no solo para atender a los pacientes de la Covid-19, sino de otras patologías, como cáncer, y enfatizó que del 100% del presupuesto solicitado mensualmente por los centros de salud, solo le entregan 5%.

La dotación alcanzará a los hospitales de las regiones con mayores tasas de contagio, como el central estado de Miranda, el occidental estado de Zulia, que limita con Colombia, y la capital venezolana, Caracas, dijo hoy en conferencia de prensa virtual la diputada opositora, Manuela Bolívar.

Sin embargo, Bolívar, relativizó el anuncio de la OPS al afirmar que si bien no sabe cuántos recursos serán destinados al programa, no serían suficientes en el marco de la emergencia sanitaria que atraviesa Venezuela.