23/07/2020 Lesa Humanidad

Rechazan excarcelar a un represor pero ordenan reevaluar posible domiciliaria

Gonzálo “Chispa” Sánchez fue extraditado desde Brasil en mayo tras estar 15 años prófugo y había pedido el beneficio porque le dio positivo el test de coronavirus.

 
Ex prefecto "Chispa" Sánchez ex miembro del Grupo de tareas 3.3.2 de la ESMA
Ex prefecto "Chispa" Snchez ex miembro del Grupo de tareas 3.3.2 de la ESMA

La Cámara de Casación Penal rechazó hoy el planteo excarcelatorio del represor Gonzálo “Chispa” Sánchez, extraditado desde Brasil en mayo tras 15 años prófugo, pero dispuso que se reevalúe la “morigeración de la modalidad de detención”, luego de que le diera positivo el análisis realizado para detectar si contrajo coronavirus.

La decisión fue adoptada por la Sala II del máximo tribunal penal del país en el marco del expediente en el que Sánchez se encuentra acusado por delitos de lesa humanidad como miembro de los grupos de tareas de la ESMA en la última dictadura cívico militar.

Por unanimidad, los jueces de la sala segunda de Casación declararon inadmisible el recurso de casación interpuesto por la defensa de Sanchez y, por mayoría, dispusieron que se realice una “nueva evaluación sobre la morigeración de la modalidad de detención y adoptar de forma inmediata todas las medidas necesarias para resguardar su salud”.

La decisión de reevaluar la modalidad de detención fue alcanzada con los votos de los jueces Carlos Mahiques y Guillermo Yacobucci en razón de “los informes incorporados digitalmente al legajo” de los que el imputado “dio positivo en el estudio realizado de Covid-19, habiendo sido traslado de forma inmediata al Hospital de Campo de Mayo”.

El juez Alejandro Slokar destacó que, tras conocerse que el acusado dio positivo en los estudios realizados en el día de ayer, Sánchez “continúa aislado, sin complicaciones respiratorias ni cardíacas”, según surge del informe médico



En tanto, al rechazar el planteo excacrelatorio, Slokar recordó que "no se puede pasar por alto que el encausado Sánchez, imputado por la comisión de crímenes contra la humanidad, se mantuvo fugitivo desde el año 2005, y se ocultó en Brasil desde donde eludió la orden de captura emitida por el juzgado instructor".

Y recordó que "hasta que con motivo de los ingentes esfuerzos mantenidos por la diplomacia argentina fue recientemente prendido por la Policía Federal brasileña en la ciudad de Paraty (Estado de Río de Janeiro), por una orden de captura del Supremo Tribunal Federal de Brasil, para definitivamente poder ser extraditado a nuestro país y sometido al proceso".
 
Juicios delitos de Lesa Humanidad
Juicios delitos de Lesa Humanidad

El represor Sánchez arribó el 14 de mayo pasado al aeropuerto internacional de Ezeiza en un avión de la Policía Federal Argentina que lo trasladó desde la ciudad de Foz de Iguazú, en Misiones, donde culminó el operativo de extradición.

El represor, de 69 años, está a disposición del juez federal Rodolfo Canicoba Corral, quien subroga el juzgado federal 12 en el que está radicada la megacausa ESMA.

Ex miembro del Grupo de tareas 3.3.2 de la ESMA, el ex prefecto "Chispa" Sánchez está acusado de crímenes de lesa humanidad y de haber participado en el operativo que el 25 de marzo de 1977 secuestró en el barrio San Cristóbal, en la Ciudad de Buenos Aires, al periodista y autor de clásicos como "Operación Masacre", Rodolfo Walsh.

Sánchez había sido detenido en 2013 en la ciudad de Angra dos Reis, también en el litoral sur de Río de Janeiro, para su extradición, pero en 2016 obtuvo la prisión domicilaria, de la cual se escapó.