16/07/2020 Coronavirus

Irlanda frena su reapertura por temor a una segunda ola de contagios

Estaba previsto para el próximo lunes avanzar a fase 4, pero ahora se congelará la fase 3 hasta el 10 de agosto. El ministro de Salud, Stephen Donnelly, explicó que "el consejo de los expertos en salud pública es que si abriéramos ahora mismo pubs y discotecas podría aumentar la posibilidad de una segunda ola".

El 28 de marzo ordenaron iniciar la cuarentena, que fue progresivamente flexibilizada a mediados de mayo.
El 28 de marzo ordenaron iniciar la cuarentena, que fue progresivamente flexibilizada a mediados de mayo.

Irlanda hará una pausa en su proceso de relanzamiento de actividades y extenderá tres semanas más las restricciones que expiraban el próximo lunes, a fin de evitar una segunda ola de contagios de coronavirus, informó hoy el ministro de Salud, Stephen Donnelly.

"El consejo de los expertos en salud pública es que si abriéramos ahora mismo pubs y discotecas podría aumentar la posibilidad de una segunda ola, y eso no es un riesgo que podamos tomar", declaró Donnelly a la emisora pública RTE.

El cambio de fase, de la 3 a la 4, estaba previsto para el próximo lunes, pero ahora se congelará hasta el 10 de agosto después de una reunión del Ejecutivo celebrada ayer, una decisión que el primer ministro irlandés, Micheal Martin, admitió que puede resultar "decepcionante".

A partir de este lunes será obligatorio el uso de mascarillas en tiendas y centros comerciales.
A partir de este lunes ser obligatorio el uso de mascarillas en tiendas y centros comerciales.

Donnelly dijo que se trata de un "duro golpe" para el sector del entretenimiento y turismo, uno de los motores de la economía nacional, pero insistió en que "se ha dado prioridad" a los "centros de salud" y a la "próxima apertura de las escuelas", informó la agencia de noticias EFE.

Las últimas cifras oficiales indican que se registraron dos nuevos fallecimientos en Irlanda en la jornada pasada, lo que elevó el total a 1.748, y que se detectaron 14 nuevos contagios, hasta un acumulado de 25.683. 

Desde el pasado 29 de junio, solo pueden abrir sus puertas los pubs y bares que sirvan comidas en mesa a grupos de hasta cuatro comensales, quienes disponen de 105 minutos en el establecimiento.

El 28 de marzo, cuando las muertes eran 22 y los contagios rondaban los 2.000, el entonces primer ministro Leo Varadkar ordenó iniciar una cuarentena, que fue progresivamente flexibilizada a mediados de mayo, aunque mantuvo las restricciones al turismo.

A partir de este lunes, indicó Donnelly, será obligatorio el uso de mascarillas en tiendas y centros comerciales y se mantendrán las restricciones sobre eventos y reuniones, y las medidas de distanciamiento social.

Las reuniones sociales privadas seguirán limitadas a diez personas y los integrantes deberán proceder de no más de cuatro hogares diferentes, al tiempo que las convocatorias a eventos de interiores y de exteriores no deben superar los 50 y 200 individuos, respectivamente.


El Ejecutivo de Dublín publicará el próximo lunes una "lista verde" de países con los que establecerá "puentes aéreos seguros" para eliminar la cuarentena de 14 días que deben cumplir los viajeros que llegan a Irlanda.

El jefe médico del Ministerio de Sanidad irlandés, Ronan Glynn, advirtió que aumentó el número de casos de la Covid-19 en los últimos días, sobre todo entre los más jóvenes, y se mostró preocupado por la aparición de "focos de infección".