10/07/2020 Marcha por la Dignidad

Organizaciones sociales, campesinas e indgenas llegan a Bogot para reclamar el fin de la violencia

La larga caravana de la Marcha por la Dignidad recorrió a pie casi 600 kilómetros en protesta por el asesinato de líderes sociales, indígenas, campesinos, afrodescendientes y personas del colectivo LGTBI.

La Marcha de la Dignidad por el fin de la violencia institucional lleg a Bogot


La larga caravana de la Marcha por la Dignidad ingresó en Bogotá, tras recorrer a pie casi 600 kilómetros para reclamar el fin de la violencia en Colombia y por el asesinato de líderes sociales, indígenas, campesinos, afrodescendientes y personas del colectivo LGTBI.

Entre todas las pancartas, con múltiples mensajes políticos e indicando la pertenencia de cada grupo que integran la manifestación, una dirigida a los ciudadanos bogotanos que pudieran verse afectados por el paso de la multitud, simboliza como pocas el espíritu de la marcha: "Disculpe las molestias... pero nos están asesinando".



"Estamos llegando a Bogotá después de una larga macha, en la que hicimos actos en muchas ciudades y pueblos, reclamando pacíficamente", dijo a Télam al confirmar por telefóno el arribo de la Marcha a Bogotá Alexander Moreno, vocero nacional del Congreso de los Pueblos, una de las organizaciones que participan de la marcha.

Estamos llegando a Bogotá después de una larga macha, en la que hicimos actos en muchas ciudades y pueblos, reclamando pacíficamente

Alexander Moreno, vocero nacional del Congreso de los Pueblos

Los manifestantes entraron en Bogotá en una dilatada caravana que con la canción Latinoamérica, de Calle 13, sonando por los parlantes de los camiones propaladores que acompañan a los caminantes.

El movimiento a favor de la paz comenzó su caminata hace 15 días en Popayán, departamento del Cauca, unos 587 kilómetros al suroeste de esta capital, y pasó por pueblos, comunidades y ciudades de 22 municipios antes de llegar a Bogotá.

En cada parada manifestaron su condena a la violencia en el país y el asesinato de líderes sociales, indígenas, campesinos, afrodescendientes y personas LGBTI, a la vez que entablaron diálogo con las poblaciones y organizaciones víctimas de la violencia política y de la injusticia social.


La Marcha por la Dignidad tiene como objetivo generar acciones efectivas de protección a la vida ante el asesinato sistemático de líderes y defensores de derechos humanos en todo el país.

Además, reflexionar sobre las condiciones de la realidad, la verdad, la justicia y exigir al Estado la puesta en práctica del acuerdo de Paz entre el gobierno nacional y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia- Ejército del Pueblo alcanzado en La Habana, Cuba, en 2016.

El recorrido, explicaron los organizadores en diversos comunicados, buscó "romper el silencio contra del hambre y la pobreza provocada por décadas de malos gobiernos aliados a estructuras mafiosas y genocidas que han fortalecido a los paramilitares y militares violadores de niñas y niños, estructuras estatales de la policía que despojan, desplazan y asesinan a los defensores de la vida".

Ademas de darle visibilidad al movimiento, los organizadores plantean a las organizaciones y ciudadanos con los que toman contacto analizar los efectos de las medidas políticas, económicas y sociales que tomó y toma el gobierno de Iván Duque, del Centro Democrático,y el sistema financiero "que violan abiertamente los derechos fundamentales y favorecen a los bancos y sectores poderosos".

Los caminantes señalaron en todo momento que cuentan con todas las medidas de bioseguridad que exige la pandemia de coronavirus.