09/07/2020 pandemia

El mundo supera los 12 millones de infectados de coronavirus con una curva en pleno ascenso

Ante estos números, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, alertó hoy que en muchos países la pandemia sigue "fuera de control" .

La OMS anuncia que crea una comisin independiente para revisar su actuacin ante la pandemia


En medio de contagios masivos en América e importantes rebrotes en Europa, Medio Oriente y Oceanía, el mundo superó hoy los 12,1 millones de infectados de coronavirus y se acerca a los 551.000 muertos, según la Universidad Johns Hopkins.

En paralelo, la Organización Mundial de la Salud (OMS), que realiza el mismo conteo pero de manera más lenta porque espera los informes oficiales de cada gobierno, informó que los contagios globales ya superan los 11,8 millones y los muertos se acercan a 545.000, según la agencia de noticias EFE.

Ante estos números, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, alertó que en muchos países la pandemia sigue "fuera de control" y pidió mantenerse firme en las medidas de prevención para desacelerar la curva en los países con contagios masivos activos y para evitar nuevos rebrotes en las naciones que ya superaron el pico y avanzan en sus reaperturas.

Tedros anunció también la creación de una comisión independiente para revisar la actuación del organismo en la actual pandemia, dos días después de que Estados Unidos acusara al organismo de mala praxis y notificara su salida en un año.

"Es el momento de reflexionar sobre lo que hemos hecho y buscar nuevas formas de colaborar", indicó Tedros, quien propuso una reunión del Comité Ejecutivo de la OMS en el mes de septiembre para analizar los primeros progresos del panel, según consignó la agencia EFE.

La comisión se conformará con responsables políticos y expertos que serán seleccionados por Clark y Johnson Sirleaf y "buscará entender lo sucedido, dar un asesoramiento honesto y ayudarnos a ver qué puede hacerse para evitar que la actual tragedia se repita en el futuro", indicó Tedros, epidemiólogo nacido en Etiopía.

Tras el anuncio, la dos copresidentas declararon que la labor encomendada constituye "un complejo reto", en el que, dijo la liberiana, "harán todo lo posible por responder, en aras de mantenernos unidos y afrontar los efectos de la Covid-19".

En la última asamblea general, en mayo pasado, mientras arreciaban las presiones y acusaciones del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, la OMS ya había aprobado que se llevara a cabo una revisión "imparcial, independiente y completa" de su gestión en la pandemia, aunque no había concretado cómo o cuándo se iniciaría.

Tedros afirmó hoy que los resultados del panel "no se dejarán en una estantería para que se llenen de polvo" sino que serán cuidadosamente analizados, y sugirió que su informe final sea presentado oficialmente en la próxima asamblea anual de la OMS, en mayo de 2021.

"Estamos listos para una honesta reflexión, para aprender lecciones", aseguró, para añadir que "la magnitud de la pandemia claramente merece una seria evaluación".



Repunte de contagios de coronavirus y nuevas precauciones en Europa occidental




Varios países de Europa occidental, una de las regiones del mundo donde primero se propagó con mayor fuerza el nuevo coronavirus y ya había dejado atrás lo peor de la pandemia, reportaron hoy rebrotes y volvieron a adoptar medidas preventivas que habían eliminado en las últimas semanas.

España -noveno país en cantidad de casos y séptima en número de muertes en todo el mundo- estableció nuevamente la obligación de usar barbijo en los espacios públicos en varias de sus regiones, entre ellas Cataluña, el País Vasco y las islas Baleares, tras detectar varios rebrotes de Covid-19.

Italia -undécimo por contagios y cuarto por decesos- prohibió el ingreso a su territorio de personas procedentes de 12 “países de riesgo” por la pandemia, entre los que figuran Brasil, Chile, Panamá, Perú y la República Dominicana, después de reportar hoy la mayor cantidad diaria de nuevos casos de coronavirus en la última semana.

Portugal volvió a registrar mayor cantidad de nuevos infectados que de enfermos curados, por lo que aumenta el número de casos activos y la demanda potencial de camas de terapia intensiva.

Grecia anunció hoy que estaba analizando la posibilidad de reimplantar restricciones públicas y de viaje a partir del lunes, una semana después de iniciada la apertura de las fronteras al turismo y tras la alarma desatada por el aumento de contagios importados.

En tanto, el Reino Unido -séptimo país con más casos y tercero con más muertes- no detectó rebrotes pero aconsejó a sus ciudadanos que eviten viajar en cruceros.

No obstante, el mayor foco de tensión en Europa permanecía hoy en Serbia, donde el gobierno decretó nuevas restricciones ante un rebrote del coronavirus en Belgrado pero no el toque de queda por todo el fin de semana que el presidente Aleksandar Vucic había anunciado días atrás y que causó dos noches de protestas violentas que dejaron cerca de un centenar de heridos.

En el este, en cambio, las autoridades de Moscú anunciaron que a partir del lunes próximo quedarán sin efecto “todas las restricciones en el sector de negocios, servicios a la población y otras actividades”, así como “el régimen de tapabocas obligatorio” en los espacios públicos, pese a que la ciudad es el epicentro de la pandemia en Rusia, cuarto país con más casos y undécimo con más defunciones por coronavirus.

Por otro lado, los intentos de Japón por recuperar la normalidad tras el primer impacto del nuevo coronavirus sufrieron un serio revés al conocerse que en Tokio -la zona del país más afectada y donde ya se habían detectado rebrotes en las últimas semanas- se registraron hoy 224 contagios, la cantidad diaria más alta desde el comienzo de la pandemia, con lo que totalizaba 980 en los últimos siete días.

Con todo, la región del mundo más golpeada por la enfermedad sigue siendo América, con Estados Unidos a la cabeza, con una cuarta parte de los casos confirmados y de los fallecimientos reportados en todo el mundo.

Allí, la pulseada política por las medidas de prevención -atravesada por la campaña para las elecciones presidenciales de noviembre próximo- ya no enfrenta solamente al mandatario Donald Trump con varios gobernadores y alcaldes, sino que se refleja dentro mismo de los estados y los municipios, mientras el país sigue el proceso de flexibilización de la cuarentena sin que baje el ritmo de aumento de los contagios.

Un ejemplo es el estado Georgia, donde el gobernador, el republicano Brian Kemp, se niega a disponer el uso obligatorio de tapabocas pero varios alcaldes -entre ellos, hoy, la de la capital, Atlanta, la demócrata Keisha Lance Bottoms- lo decretaron de todos modos, según la televisora CNN.

En Brasil -segundo país con más contagios y más muertes en todo el mundo- también se registran tensiones similares, a tal punto que el gobernador del estado San Pablo, Joao Doria, centroderechista y antiguo aliado del presidente Jair Bolsonaro, elogió como “ejemplo de visión política” la gestión de la pandemia en la Argentina, “que puso de lado cuestiones partidarias e ideológicas y puso como prioridad a la vida”, en una entrevista con Télam.

Brasil vive un clima de enfrentamiento político entre el gobierno central y autoridades regionales y locales similares al de Estados Unidos a partir de la firme oposición de Bolsonaro a decretar medidas preventivas generalizadas, tal como hizo su colega estadounidense, Donald Trump.

Pero al revés de Estados Unidos, donde la economía comenzó a recuperarse el mes pasado a partir de la reapertura de actividades, en Brasil los indicadores siguen hundiéndose, como volvió a reflejarlo hoy un reporte de la Confederación Nacional de la Industria (CNI) según el cual los ingresos de las empresas exportadoras se redujeron 57% entre abril y mayo pasados.

Pese a estar por debajo de la cantidad absoluta de casos confirmados no sólo de Estados Unidos y Brasil sino también de Perú, Chile, México, Colombia, Canadá, la Argentina y Ecuador, Bolivia volvió a mostrar hoy una situación especialmente crítica, con un nuevo récord diario de contagios, hospitales y cementerios colapsados en varias ciudades -entre ellas, Cochabamba y Santa Cruz de la Sierra-, así como un cuadro “bastante preocupante” en las cárceles, según el viceministro del Interior, Javier Issa.

En ese contexto, la presidenta interina, Jeanine Áñez, informó esta tarde que contrajo Covid-19.

Otra señal de alarma se encendió en Paraguay, hasta ahora uno de los países menos castigados por la pandemia en la región, donde la coordinadora interinstitucional de Diagnóstico, Graciela Russomando, advirtió hoy que sólo quedaban insumos para test de coronavirus por “tres días más” y agregó que la situación “es de terror”.

Mientras tanto, el mundo acumulaba 11.874.226 casos confirmados de coronavirus y 545.481 muertes por la enfermedad, según el balance diario de la Organización Mundial de la Salud (OMS), o 12.128.406 contagios y 551.522 fallecimientos, según reportaba esta tarde la base de datos en línea de la universidad estadounidense Johns Hopkins.