04/07/2020 Estados Unidos

Del coronavirus a las protestas, Trump convirti el Da de la Independencia en un acto de campaa

El presidente ignoró las recomendaciones de funcionarios de salud de evitar festejos masivos en medio del mayor repunte del virus, criticó las protestas antirracistas y el Día de la Indepencia se volvió un acto proselitista de cara a los comicios de noviembre.



El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, criticó implícitamente las recientes protestas antirracistas, volvió a cuestionar a la prensa y prometió "derrotar a la izquierda radical" en el acto central en la Casa Blanca por el Día de la Independencia, en el que se presentó otra vez sin tapabocas y al que asistieron cientos de personas sin respetar la distancia social por el coronavirus.

"Ahora estamos en proceso de derrotar a la izquiera radical, los marxistas, los anarquistas, los agitadores, los saqueadores y a la gente que en muchas instancias no sabe en absoluto lo que está haciendo", dijo Trump en el tradicional "Saludo a Estados Unidos" por la fiesta patria.

Tal como había hecho anoche, el mandatario estadounidense alabó a los "héroes" de la nación y dijo que "todos los estadounidenses que viven hoy en día son herederos de ese magnífico legado".

"Es por eso que homenajeamos a generaciones de héroes americanos cuyos nombres están en monumentos, en las páginas de la historia y en los corazones de la gente, y por eso nunca permitiremos que una muchedumbre enfadada borre nuestra historia y derribe nuestros monumentos", remarcó, según la agencia de noticias EFE.
 

Trump se refirió de ese modo a las recientes protestas contra la muerte violenta de tres afroamericanos, que incluyeron violentos disturbios con saqueos y derribo de monumentos de próceres, líderes de la Confederación en la Guerra de Secesión y hasta del almirante genovés Cristóbal Colón.

Por ese motivo, hoy mismo hubo protestas contra la brutalidad policial en varias ciudades del país, incluso en Washington, sin que hasta esta noche se reportaran disturbios.

"Juntos lucharemos por nuestro sueño americano y para defender, proteger y preservar el modo de vida americano que empezó en 1492, cuando Colón descubrió América", destacó Trump en un mensaje que se asemejó más a un discurso de campaña, a cuatro meses de las elecciones en las que buscará ser reelecto.

Al acto, efectuado en los jardines de la Casa Blanca, acudieron cientos de personas, incluso menores, sin respetar el distanciamiento social y muchas de ellas sin barbijos, igual que el propio jefe del Estado.

"Hemos sido golpeados por el virus que vino de China y hemos hecho mucho progreso", sostuvo, pese a que Estados Unidos es el país más afectado por la pandemia, con una cuarta parte de los casos y las muertes en todo el mundo, y contagios en aumento en varias regiones.

Trump volvió a acusar a China de "secretismo, engaño" y de "tapar" la crisis sanitaria, lo que en su opinión contribuyó a la propagación del nuevo coronavirus, y advirtió que ese país "debe rendir cuentas".

Por otra parte, cuestionó una vez más a los medios de comunicación "que etiquetan falsamente a sus oponentes de racistas y condenan a los ciudadanos patriotas".

"No sólo me difaman a mí o al pueblo estadounidense sino también a generaciones de héroes que dieron sus vidas por Estados Unidos", dijo Trump, quien responsabilizó a los medios de "deshonrar el gran legado" de los próceres.