03/07/2020 flexibilizacin del aislamiento

Mar del Plata vuelve al "cafecito" y a la actividad deportiva al aire libre

El partido bonaerense de General Pueyrredón puso en marcha la "prueba piloto" por espacio de una semana: reabrió cafeterías y dio luz verde a las actividades deportivas individuales.


El partido bonaerense de General Pueyrredón, tras más de 100 días de cuarentena y a pesar que continua en la Fase 4, puso en marcha la "prueba piloto" por espacio de una semana y reabrió cafeterías, y dio luz verde a las actividades deportivas individuales al aire libre en la ciudad balnearia.

Pese a que Mar del Plata permanece en la Fase 4 del aislamiento social, preventivo y obligatorio, el intendente Guillermo Montenegro mediante un decreto, y en línea con la Comisión de Reactivación Económica creada en el Honorable Concejo Deliberante, puso en marcha la "prueba piloto" en la reapertura de los locales gastronómicos para que ofrezcan servicios de cafetería y pastelería así como las actividades deportivas.

Esta mañana, a pesar que la temperatura a las 6 marcaba 4 grados en la ciudad balnearia, quienes dieron comienzo a la "prueba piloto" fueron los corredores y deportistas que salieron a correr o hacer alguna actividad física al aire libre en algún sector de los 43 kilómetros de la costa marplatense.

La prueba piloto establece que la actividad física al aire libre está permitida entre las 6 y las 8:30, respetando el protocolo.

Está establecido que no puede haber puntos de encuentro entre deportistas y que el deporte se debe practicar de forma individual.

"Se puede caminar, patinar, skate, roles, ciclismo, surf, paddle surf, kayak y deportes de vela, golf, y tenis, siempre respetando el distanciamiento social y el protocolo, el cual establece que no se puede utilizar el transporte público para desplazarse a practicar estos deportes", se explicó.

También hoy fue el turno tras más de tres meses de mantener sus puertas cerradas, de la apertura de las cafeterías de Mar del Plata que -con el reinante aire frío y las nubes- tentaron más aún al ansioso marplatense que buscó ingresar y sentarse para tomar su tradicional "cafecito" con su medialuna respetando la distancia social y cumpliendo con el protocolo establecido.

Desde hoy, y por una semana, los cafés volvieron a abrir sus puertas de 7 a 18, bajo un estricto protocolo establecido por decreto provincial y con distanciamiento de 2,25 metros cuadrados por persona en el local con máximo de 4 clientes por mesa.

También se permiten mesas en la calle con distancia recomendada, los ambientes deben estar ventilados permanentemente, el uso de tapabocas es obligatorio fuera de la mesa y los empleados de los cafés no pueden utilizar el transporte público para ir a trabajar.

Durante las primeras horas de este viernes se pudo ver en el centenar de cafés esparcidos por la ciudad balnearia, los primeros marplatenses ansiosos por disfrutar del clásico café exprés y compartir con algún amigo la mesa.

En su mayoría, se trató de personas solas que aprovecharon para salir un poco de sus casas, y ver la ciudad, mientras disfrutan de un desayuno diferente al que realizan en sus domicilios.

En una recorrida por los cafés marplatenses, Télam habló con Mariano Pérez, quien destacó el paso que se dio al habilitar los cafés y la actividad deportiva.

"Nos despeja la cabeza en plena pandemia mundial", explicó.

"Tanto el clásico cafecito como el trotar hace bien a la salud. Si todos respetamos el protocolo y somos responsables saldremos adelante entre todos", agregó.

Por su parte, Juan Rodríguez, dueño del café Adorado, expresó que "los locales funcionarán de 7 a 18, y se hará esta prueba piloto por una semana, donde luego las autoridades evaluarán los resultados y analizarán los pasos a seguir".

Durante estos cien días, mantuvimos las puertas cerradas y hoy abrimos las puertas con un 50% menos de mesas para respetar el protocolo, como el de tomar la temperatura, el alcohol en gel y el uso del barbijo, tanto del cliente como del personal y, así, poder cuidarnos entre todos".

Es un momento "muy esperado para el que nos preparamos mucho, y ahora veremos cómo va funcionando. Abogamos por la responsabilidad de todos", dijo.

Por su parte, Miguel Allue, dueño del café La Fonte D'Oro, celebró la reapertura y abrir sus más de 10 locales repartidos en distintos puntos de la ciudad.

"Es un gran paso que estamos dando, tras 100 días que tuvimos las puertas cerradas", dijo.

"Sabemos que no será fácil a pesar de la apertura de los locales, pero estamos acá con toda la energía para darle batalla y, como todos sabemos, de esta situación salimos entre todos. Todos tenemos que ser responsables y respetar estrictamente los protocolos para cuidarnos y seguir avanzando", concluyó.