03/07/2020 Francia

Tras las elecciones locales y el pico de la pandemia, Macron anuncia cambios en su Gabinete

El conservador Jean Castex será el nuevo primer ministro de Francia, después de que el presidente de ese país, dispusiera cambios en el Gabinete del Gobierno producto de la derrota oficial en las elecciones municipales y luego de haber transitado el tramo más grave de la pandemia de coronavirus.


El conservador Jean Castex será el nuevo primer ministro de Francia, después de que el presidente de ese país, Emmanuel Macron, dispusiera cambios en el Gabinete del Gobierno producto de la derrota oficial en las elecciones municipales y luego de haber transitado el tramo más grave de la pandemia de coronavirus.

Hoy a primera hora, Philippe formalizó su renuncia ante Macron, "que la aceptó", informaron fuentes de la Palacio de Eliseo, antes de que el propio presidente galo anunciara en una entrevista con medios locales que Castex será el nuevo primer ministro en un nuevo período en el que su política será más social y que tendrá un componente más ecológico.

El político conservador de 55 años, que desde 2008 alcalde de Prades, un municipio del los Pirineos Orientales, ocupó varios puestos de segundo nivel en diversos ministerios y es considerado uno de los arquitectos de la estrategia de salida de las restricciones aplicadas por la crisis de coronavirus.

A principios de abril pasado, Castex había recibido el encargo de diseñar la desescalada en Francia, lo que le obligó a dejar de lado la función que tenía, la de coordinar a las distintas administraciones implicadas en la organización de los Juegos Olímpicos de París de 2024, informó la agencia de noticias EFE.

De esta manera, Macron apuesta por un perfil técnico, un hombre de la sombra que hasta hace unos meses apenas era conocido por el público, para dirigir el giro que quiere dar a su nuevo mandato en los dos años que quedan hasta las presidenciales.

Muy apreciado por su capacidad de gestión, tanto entre políticos de derecha como de izquierda, su nombramiento es interpretado como un paso al frente del propio Macron, que optó por designar como nuevo primer ministro a un dirigente con perfil gestor más que político.

El movimiento en la cima del poder gubernamental no es una sorpresa, ya que Macron había anticipado la necesidad de una reformulación de su equipo de gobierno luego de las elecciones locales del fin de semana pasada pero, sobre todo, después de que el país atravesó, al menos la parte más grave, de la crisis sanitaria causada por el coronavirus.

Los comicios resultaron un fuerte revés pata La República en Marcha (LREM), el partido de Macron, que obtuvo un resultado peor al esperado.

Durante los últimos días, los medios franceses especularon con la salida del Ejecutivo de Philippe, que ganó las elecciones en la alcaldía de Le Havre, en el norte de Francia.