02/07/2020 pandemia

Medio Oriente enfrenta un momento crtico por el coronavirus, advierte la OMS

Al Mandhari, director regional del organismo de salud de la ONU para la región del Mediterráneo Oriental, dijo que tres países, Irán, Arabia Saudita y Pakistán, concentran más del 50% del total de contagios registrado en la región.


Medio Oriente está en un "umbral crítico" de su brote de coronavirus, en medio de una aceleración de los contagios luego de que sus países relajaran sus cuarentenas y reabrieran sus economías, advirtió hoy el director regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

"Los números de casos reportados en junio solamente son mayores que el número total de casos reportados reportados durante los cuatro meses posteriores al primer caso registrado en la región, el 29 de enero", dijo el doctor Ahmed Al-Mandhari.

Al Mandhari, director regional del organismo de salud de la ONU para la región del Mediterráneo Oriental, dijo que tres países, Irán, Arabia Saudita y Pakistán, concentran más del 50% del total de contagios registrado en la región.

Los casos están en aumento además en Irak, Libia, Marruecos, Palestina y Omán, añadió.

La mayoría de las muertes por el nuevo virus, casi el 87%, se han dado en cinco países: Irán, Irak, Arabia Saudita, Egipto y Pakistán, señaló, citado por la cadena de noticias árabe Al Jazeera.

“Al comenzar a abrir los espacios públicos, existe un riesgo real de que continuemos viendo un incremento de los casos, incluso en países donde la situación ahora parece estar estabilizándose", dijo Al Mandhari.



"Estamos en un umbral crítico en nuestra región. Aliviar las cuarentenas no significa aliviar la respuesta o aliviar las responsabilidades como sociedades", advirtió.

El experto urgió a los gobiernos de la región a profundizar "agresivamente" las medidas de probada eficacia para contener la propagación del virus, como el testeo, el rastreo de contactos y el aislamiento de infectados.

Al Mandhari dijo que aunque se están informando de pocos casos en países que enfrentan "emergencias complejas", como Siria y Yemen, que están en guerra, la OMS asume que "el virus está extendido" en esas naciones y está preocupada por sus frágiles sistemas de salud.

Dentro de Medio Oriente, los contagios han alcanzado un pico espacialmente preocupante esta semana en Tierra Santa: Israel y los territorios palestinos viven un repunte que ha forzado a volver a tomar medidas restrictivas para frenar su propagación.

En las últimas 24 horas, Israel registró casi un millar de infecciones, una cifra récord desde el inicio de la pandemia. Esto eleva el total de casos hasta el momento a más de 26.450. El número de muertos también aumentó ligeramente y asciende a 324.

Las estadísticas son más moderadas en Palestina, pero los contagios -con epicentro en Cisjordania- van también al alza: solo durante el día de ayer se detectaron 330, y el total de casos registrados hasta hoy supera los 3.300 (incluido Jerusalén este y Gaza).

Para evitar una mayor emergencia, el Gobierno palestino decidió volver a medidas de confinamiento: a partir de mañana y durante cinco días, estará vetado el movimiento entre urbes, pueblos y provincias de Cisjordania, y todas las actividades económicas quedarán paralizadas excepto farmacias y panaderías.

En Israel, las restricciones tomadas fueron más leves, aunque esta semana se restringieron gran parte de las reuniones públicas a un máximo de 50 personas, y su Ejecutivo baraja adoptar medidas más estrictas para impedir lo que podría derivar en "un segundo brote", como alertó hace días el ministro de Salud.