25/06/2020 Brasil

Bolsonaro pide "entendimiento" con el Congreso y la Corte Suprema

El presidente Brasileño habló este jueves en un acto en la sede del gobierno, del que participaron el presidente del Supremo Tribunal de Justicia, José Antonio Dias Toffoli, y también parlamentarios.


El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, pidió hoy "paz y tranquilidad" ante el "difícil momento" que atraviesa el país y llamó al “entendimiento” entre los tres poderes de la nación, luego de haber participado de manifestaciones de sus partidarios en las que se pidió el "cierre" del Congreso y de la Corte Suprema.

Brasil está inmerso en una creciente crisis política, agravada por las discordias que la cabeza del Ejecutivo mantiene con los otros dos poderes del Estado.

Además, es el segundo país más afectado a nivel mundial por la pandemia de coronavirus, después de Estados Unidos, cuya gravedad es negada por el mandatario brasileño, pese a que expertos advirtieron que la situación actual está a las puertas de ser la peor crisis económica de su historia.

Desde el inicio de la pandemia, Brasil registra 1,19 millones de contagios y 53.830 muertes por la Covid-19, según la universidad estadounidense Johns Hopkins.

Durante el acto de hoy en el Planalto, el mandatario procuró ofrecer un mensaje conciliador: "Diputados, senadores, miembros del Supremo, principalmente con paz, tranquilidad, sabiendo todos de nuestra responsabilidad, es que podemos llevar a Brasil al lugar en que debe estar", declaró el mandatario, citado por la agencia de noticias EFE.

"Nuestro entendimiento es lo que puede señalar días mejores para el país", apuntó, conciliador, Bolsonaro, quien en los últimos tiempos hasta llegó a acudir a manifestaciones organizadas por sus partidarios en las que se pedía el "cierre" del Parlamento y el Congreso mediante una "intervención militar" que lo mantuviera en el poder.

Esas manifestaciones generaron indignación en el Parlamento, varios de cuyos miembros las consideraron "antidemocráticas", y llevaron a la Fiscalía y a la Corte Suprema a investigar su origen e incluso a encarcelar a algunos de los organizadores, activistas de grupos de ultraderecha que apoyan al gobierno.

Bolsonaro, quien en su momento criticó esas investigaciones y que fue notificado judicialmente por su conducta de rechazar el uso de barbijos en lugares públicos para evitar más contagios, se mostró hoy más apaciguado y pidió "paz y tranquilidad" ante el "difícil momento" que atraviesa el país.

Unos 19 millones de brasileños se quedaron temporalmente sin trabajo en mayo mientras que la mitad no obtuvo ningún ingreso.

En tanto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió sobre una posible subnotificación de casos de coronavirus por parte de Brasil, que podrían ser hasta 10 veces más, según estimaron diversas fuentes locales.