18/06/2020 legislatura portea

La Ciudad de Buenos Aires adopt una definicin internacional de antisemitismo

La iniciativa fue apoyada por la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), el Congreso Judío Latinoamericano y la Asociación Argentina de Abogados Judíos.


La Legislatura porteña aprobó este mediodía la adhesión de la Ciudad de Buenos Aires a la definición de antisemitismo elaborada por la Alianza Internacional para el Recuerdo del Holocausto (IHRA), iniciativa que contó con apoyo de un nutrido arco de expresiones político partidarias, tanto en la elaboración del proyecto cómo en su sanción.

"El antisemitismo es una cierta percepción de los judíos que puede expresarse como el odio a los judíos. Las manifestaciones físicas y retóricas del antisemitismo se dirigen a las personas judías o no judías y/o a sus bienes, a las instituciones de las comunidades judías y a sus lugares de culto", será desde ahora la designación oficial de este tipo de ataques discriminatorios.

La iniciativa fue apoyada por la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), el Congreso Judío Latinoamericano y la Asociación Argentina de Abogados Judíos.

La adhesión transpartidaria se pudo observar en la elaboración de los dos proyectos que dieron origen a la ley, impulsada por Claudia Neira (Frente de Todos) y Martín Ocampo (UCR-Evolución), y que contaron con la firma de Roy Cortina (Socialismo), Eugenio Casielles (Consenso Federal) y Diego García Vilas (Vamos Juntos), entre otras.



Al respecto, Neira recordó que "la defensa irrestricta de los derechos humanos" es en Argentina una "política de Estado", que la pluralidad de apoyos obtenidos "demuestra que frente al antisemitismo hay un solo frente común" y que esa "vocación" es compartida por el conjunto todas las fuerzas políticas de la Ciudad.

La diputada estimó que es una definición que "constituye una guía de trabajo a los fines de determinar qué tipo de conductas pueden ser consideradas antisemitas y ser llevadas a cabo en la vida pública, en medios de comunicación, en instituciones educativas, en ambientes laborales y religiosos".

Ocampo, por su parte, consideró de "el proyecto contribuye al cumplimiento del artículo 11 de la Constitución de la Ciudad en el que se establece que todas las personas tienen idéntica dignidad y son iguales ante la ley".

"La lucha contra cualquier forma de discriminación, incluyendo el antisemitismo, es una política de Estado en el país y en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires", manifestó.

En el mismo sentido opinó Martín Maslo, presidente de la Comunidad Bet El: “Nos enorgullece que la Legislatura apruebe esta nueva definición de antisemitismo" y añadió: "Entendemos que es nuestra obligación y la de todos contribuir a que ninguna persona en nuestro país sea discriminada, sin importar su credo, su color, su género o su ideología“.

Por su parte, Jorge Knoblovits, presidente de la DAIA, dijo que "esta adopción nos permite un combate más efectivo y una definición más certera de lo que es el antisemitismo".

Finalmente, Claudio Epelman, director Ejecutivo del Congreso Judío Latinoamericano, aseguró que "la definición es un instrumento de gran valor que permite establecer de manera clara qué es el antisemitismo".

La Cancillería argentina ya había dispuesto la adhesión a esta nueva definición mediante resolución 114/2020.