17/06/2020 Coronavirus

Venezuela pide intervencin de la ONU por la "bomba humanitaria" en Brasil

El gobierno de Nicolás Maduro solicitó la intervención de la Organización de las Naciones Unidas en la región por la gestión "criminal" que está haciendo en Brasil el gobierno del ultraderechista Jair Bolsonaro ante la pandemia.


Venezuela solicitó hoy la intervención de la ONU en la región antes de que explote "la bomba humanitaria" en la que se está convirtiendo el vecino Brasil por la gestión "criminal" del gobierno del ultraderechista Jair Bolsonaro ante la pandemia de coronavirus.

En una carta dirigida al secretario general de la ONU, António Guterres, Venezuela expresó su preocupación ante las "alarmantes" actuaciones de Bolsonaro, entre ellas "la negación de la severidad de la pandemia" y la falta de una política pública coherente" para contener la Covid-19.

Brasil, con más de 900.000 casos confirmados, es el segundo país más afectado por el coronavirus a nivel mundial, solo por detrás de Estados Unidos.


Pese a ello, Bolsonaro se ha negado a adoptar medidas de confinamiento, dejando prácticamente la gestión de la pandemia en manos de las autoridades estatales y locales.

"El presidente Jair Bolsonaro y su gobierno se han convertido en el peor enemigo de los esfuerzos para salir victoriosos de la pandemia del Covid-19 en la región de América Latina y el Caribe", según la nota firmada por el embajador venezolano ante Naciones Unidas, Samuel Moncada.

Caracas está preocupada por los 2.200 kilómetros de frontera que comparte con Brasil y por "la alta movilidad humana que se registra hoy en esa zona, cuando miles de migrantes venezolanos" regresan al país con altas probabilidades de acarrear el virus.

"Venezuela registra un total de 3.062 casos confirmados, mientras que sólo los dos estados fronterizos de Brasil (Amazonia y Rorima) contabilizan más de 62.000", remarcó Moncada, según la agencia de noticias DPA.

Agregó que "la enorme importancia de Brasil en la región hace que su influencia se magnifique, tanto para hacer el bien como para hacer el mal", por lo que al convertirse en "un gigantesco agente regresivo y destructor" constituye "una verdadera bomba humanitaria".

En consecuencia, solicitó los "buenos oficios" de Guterres "para que haga un llamado a las autoridades de Brasil a que cesen sus acciones temerarias en la lucha contra esta enfermedad mortal".