09/06/2020 Coronavirus

Mxico reabre hoteles y autoriza peluqueros a domicilio, pese a estar en la fase ms crtica

También reabrieron los restaurantes (sólo con delivery), los parques a un 25% y sin acceso a áreas infantiles, los supermercados a un 50% con una persona por familia y los partidos deportivos a puerta cerrada. México registra 14.053 muertos y más de 120.000 contagios.


El gobierno mexicano incluyó este martes nuevas actividades -como hospedaje y servicios estéticos- en su plan de reapertura y afirmó que la curva de la pandemia "va hacia la baja", pese a que el país enfrenta la fase "más crítica" del brote, con más de 120.000 casos y 14.000 muertos.

Si bien México no superó aún el pico de la Covid-19, el pasado 1 de junio se inició la etapa de la denominada nueva normalidad, en la que la reanudación de actividades se rige por un semáforo de cuatro colores, actualizado cada semana, según la situación de la epidemia en cada estado.

Aunque la totalidad del país sigue en rojo, las autoridades sanitarias permitieron hoy una serie de tareas profesionales y recreativas en todo el territorio, más allá del riesgo de contagio.

Se reabrieron los hoteles a un 25%, los restaurantes sólo con delivery, los parques a un 25% y sin acceso a áreas infantiles, los supermercados a un 50% con una persona por familia y se habilitaron los servicios de peluquería a domicilio y los partidos deportivos a puerta cerrada.

"Es un balance apropiado entre la aspiración de lograr reactivar la economía, el bienestar social, la generación de riqueza -sobre todo para las familias que dependen día a día de estos espacios económicos-, pero, por otro lado, cuidando que la cantidad de personas que se integran al espacio público sea muy controlada", argumentó el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell.


No obstante, el funcionario reconoció que el país está en la fase más crítica de la pandemia y recordó que sus 32 estados están en rojo, el máximo nivel de riesgo, de los cuales solo tres registran un descenso de las internaciones que, en cambio, están en ascenso en 23 de ellos.

Ante este panorama, López-Gatell insistió en que deben permanecer suspendidos los gimnasios, cines, teatros, museos, centros comerciales, templos de culto, conciertos, bares y salones de fiesta, pero algunos gobiernos estatales decidieron su reapertura, reportó la agencia de noticias EFE.

Una advertencia hecha también por el director general de Epidemiología de la Secretaría de Salud, José Luis Alomía Zegarra, quien invitó a la población a seguir aplicando el distanciamiento social y a quedarse en casa porque el país continúa "en nivel de riesgo máximo".

En ese sentido, el país conoció el fin de semana pasado el contagio del titular del Instituto México del Seguro Social, Zoé Robledo, de otros tres dirigentes de esa institución y también el del gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo, quien admitió que nunca pensó que le iba a tocar, "pero ya me tocó”.

Panorama sanitario


Con 120.102 infectados y 14.053 fallecidos, México es el segundo país latinoamericano con más decesos por coronavirus -el séptimo a nivel mundial- y el cuarto con más contagios -decimocuarto a nivel global-, según los datos de la Universidad Johns Hopkins, referente académico sobre la pandemia.

Pese a estas cifras alarmantes, el país registró en la última jornada un leve descenso en el número de casos diarios, con 2.999, la cifra más baja desde el récord de 4.442 contagios del 4 de junio.

Para López-Gatell, se trata de una señal "contundente" que indica que la curva epidémica va en declive porque “el número de casos diarios es menor hoy, de lo que era el día previo”, consignó el diario El Excelsior.

Una afirmación compartida por el titular de la Secretaría de Salud, Jorge Alcocer, quien señaló que la epidemia se mantiene "estable" en México y va "hacia la baja, aunque sea lentamente", como lo prueba además el descenso en el número de hospitalizados.

Según el último reporte oficial, un 46% de las camas generales para enfermos de Covid-19 se encuentran ocupadas en el país, mientras que la ocupación de camas de terapia intensiva es de un 38%.

La situación empeora, sin embargo, en las zonas más golpeadas por la pandemia, como la Ciudad de México, donde el nivel de ocupación general es de 78% y de 68% en terapia intensiva; seguida por el Estado de México con una ocupación de 77% en camas generales y de 66% en cuidados intensivos.

No obstante, el presidente Andrés López Obrador volvió a presumir sobre la gestión de la pandemia.
"México está dando un ejemplo en el mundo porque logramos aplanar esta curva y evitar que se saturaran los hospitales sin medidas coercitivas", aseveró.