08/06/2020 Mxico

Lpez Obrador no se testear por coronavirus, pese a haber estado en contacto con un infectado

"No me hago la prueba porque no tengo síntomas”, argumentó este lunes en su conferencia de prensa matutina diaria, citado por la agencia de noticias EFE.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, declaró este lunes que no se hará la prueba para saber si tiene coronavirus, pese a que ayer dio positivo Zoé Robledo, director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), con quien el jefe de Estado compartió un evento el viernes pasado.

Poco después que el mandatario se negara a ser testeado, el IMSS anunció que otros funcionarios de primer nivel de esa institución están infectados y se presentan asintomáticos: el secretario general, Javier Guerrero García; el director de Finanzas, Humberto Pedrero Moreno, y el titular de la Unidad de Evaluación de Delegaciones, Héctor Robles Peiro.

López Obrador había asegurado que no era necesario hacerse la prueba de coronavirus porque no tenía síntomas como tos seca, dolor de cabeza y fiebre.

Sin embargo, como demostró el brote en el IMSS, existe un importante número de contagiados asintomáticos confirmados en el mundo entero.

“Afortunadamente estoy bien y me cuido, -continuó el mandatario- se guarda la distancia, ahora fui a la gira, en los actos hay muy poca gente, solo medios", dijo Löpez Obrador

México se encuentra en la fase de reactivación económica de la "nueva normalidad", con comercios y mercados que comenzaron a abrir.



Sin embargo, el país se mantiene en la etapa más crítica de la pandemia al acumular 117.103 casos y 13.699 muertos confirmados.

El titular del IMSS, quien el viernes pasado estuvo en la conferencia matutina con el mandatario en el estado de Tabasco, confirmó su contagio anoche y sostuvo que "se mantiene bajo la vigilancia epidemiológica del caso y de sus contactos".

En paralelo a esta noticia, el director general del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste), Luis Antonio Ramírez Pineda, instó hoy una vez más a los ciudadanos a permanecer en sus casas para evitar la saturación de los hospitales.

En la Zona Metropolitana del Valle de México, 37 de los hospitales ya se encuentran colapsados, mientras que en la Ciudad de México tiene en uso el 71% de la ocupación hospitalaria, según indicó el diario local ABC. .

Durante un recorrido por las instalaciones del Hospital General Dr. Carlos Calero Elorduy, en Cuernavaca, en Morelos, Ramírez Pineda aseguró que vienen momentos difíciles.

Pese a las críticas, el presidente mexicano reinició sus giras la semana pasada por estados del sureste del país, donde supervisó el avance de sus obras emblemáticas, como el Tren Maya y la refinería de Dos Bocas.

Ese mismo viernes también estuvieron junto a Robledo el secretario de Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval; y el subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas.

Este lunes, pese a negarse a ser testeado, el presidente mexicano reconoció la importancia de mantener las medidas de seguridad, como el distanciamiento social para contener la propagación de la enfermedad.

Pero ratificó que seguirá haciendo sus giras nacionales porque, sostuvo "es muy importante visitar los estados" para que "el pueblo no se sienta abandonado".

López Obrador aún no confirmó su visita a Estados Unidos prevista para julio con motivo de la entrada en vigor del nuevo tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

Robledo no es el primer funcionario alto perfil dentro del gobierno federal que se contagió.

Otros casos anteriores fueron los de Irma Eréndira Sandoval, secretaria de la Función Pública, y Ricardo Sheffield, titular de la Procuraduría Federal del Consumidor.

Además, el presidente municipal de Coyotepec, Sergio Anguiano Meléndez, falleció ayer tras permanecer internado durante dos semanas.