06/06/2020 Reino Unido

Caos y enfrentamientos en el centro de Londres durante las protestas antirracistas

Decenas de manifestantes se enfrentaron con la policía, en medio de una multitudinaria marcha contra el racismo a pesar de las advertencias del gobierno de evitar las reuniones masivas debido a la pandemia de coronavirus.

Por Corresponsal

Decenas de manifestantes se enfrentaron con la policía en Londres en medio de una multitudinaria marcha contra el racismo a pesar de las advertencias del gobierno de evitar las reuniones masivas debido a la pandemia de coronavirus, que todavía tiene en jaque al Reino Unido.

Un oficial de la policía metropolitana resultó herido tras ser derribado de su caballo en medio de los enfrentamientos con los manifestantes frente a la residencia del gobierno británico, durante la protesta en la que se pedía justicia y el fin del racismo en rechazo al crimen de George Floyd en los Estados Unidos.

Al parecer varios manifestantes arrojaron bengalas, objetos, botellas y hasta una bicicleta a policías que montaban a caballo y custodiaban la residencia del primer ministro, mientras cantaban "Boris Johnson es un racista".

En las imágenes que reprodujeron los medios se pudo ver a la policía montada corriendo a través de las multitudes y a un oficial tirado en la calle después de caer de uno de ellos.

Las protestas se concretaron en Londres, Manchester, Cardiff, Leicester y Sheffield a pesar de las súplicas del Gobierno para que los británicos respeten el distanciamiento social.

Mientras tanto, la mayoría de los manifestantes que marcharon en forma pacífica, principalmente jóvenes, se arrodillaron y levantaron sus puños durante un minuto de silencio en la plaza del Parlamento en Westminster para conmemorar la muerte de Floyd, asesinado bajo custodia policial en Minneapolis.

Los manifestantes, muchos de ellos con barbijos y guantes, portaban carteles con mensajes como "el Reino Unido no es inocente" mientras cantaban "sin justicia, no hay paz".

En un mensaje de Twitter, el alcalde de Londres, Sadiq Khan, condenó la violencia de una minoría y apoyó a quienes marchaban por una "causa importante".

"A los miles de londinenses que protestaron pacíficamente hoy: estoy con ustedes, y comparto su ira y su dolor. El brutal asesinato de George Floyd debe ser un catalizador para el cambio en todo el mundo. Ningún país, ciudad, servicio de policía o institución puede absolverse de la responsabilidad de mejorar. Debemos unirnos y erradicar el racismo donde sea que se encuentre", expresó en la red.