01/06/2020 rusia

Putin anuncia que el referendo sobre la reforma constitucional ser el 1 de julio

Prevista originalmente para el mes de abril, la consulta popular tuvo que ser pospuesta por la pandemia del coronavirus. Las modificaciones permitirían al presidente ruso seguir en el poder hasta el 2036.


El presidente de Rusia, Vladimir Putin, anunció este lunes que el referendo sobre el paquete de enmiendas a la Constitución que le permitirá mantenerse hasta el año 2036 se celebrará el próximo 1 de julio, informó la agencia de noticias rusa Sputnik.

"Celebraremos la votación rusa sobre las enmiendas a la Constitución de la Federación de Rusia el 1 de julio de 2020", dijo el mandatario en una reunión con el grupo de trabajo para las enmiendas constitucionales transmitida por la televisión nacional.
La consulta en cuestión había sido aplazada en abril por la pandemia del coronavirus.

Putin dijo que la fecha del 1 de julio es "impecable desde el punto de vista legal" porque otorga un plazo de 30 días a los ciudadanos antes de acudir a la cita con las urnas y llamó a los ciudadanos rusos a participar en la votación.

"Se trata de la ley fundamental, la Constitución que rige nuestro país, nuestra vida y a nuestros niños y que determinará las garantías legales básicas en el campo de las relaciones sociales y laborales y los principios de interacción con socios internacionales", dijo.

"No es una coincidencia que la Constitución sea considerada la principal ley del país. Deseo mucho que los ciudadanos rusos participen de manera activa para determinar los parámetros de la ley fundamental con su votación sobre las enmiendas", subrayó luego Putin, según informa la agencia de noticias Tass.


La semana pasada, fuentes conocedoras del proceso de reforma constitucional contaron a la agencia Bloomberg que Putin planeaba convocar en cuestión de semanas el plebiscito y que el entorno del mandatario consideraba muy arriesgado dejar la votación hasta septiembre o más tarde porque para entonces podría haber aumentado el malestar con la gestión del presidente ruso durante la pandemia.

Encuestas

El Centro Levada, la mayor empresa demoscópica independiente de Rusia, publicó un estudio que muestra que el 28% de los rusos están preparados para participar en manifestaciones por el declive de la calidad de vida en el país, la cifra de descontento mayor registrada en más de cinco años de encuestas.

El sondeo se realizó en un contexto de aumento del desempleo por la pandemia del coronavirus y las restricciones derivadas en el trabajo.
El Ministerio de Trabajo, en tanto, señaló que el desempleo sobrepasó los dos millones de personas.

Más de la mitad de las 1.600 personas consultadas respondió que el gobierno debería dar apoyo a los ancianos y a las familias con niños.
El 41% de los consultados dijo que el Ejecutivo debería centrarse en dar apoyo a las personas desempleadas.

Hacia una renovada Constitución

Las reformas constitucionales ya tienen el respaldo del Tribunal Constitucional y deberían haber sido sometidas a votación el 22 de abril pero la crisis sanitaria derivada de la pandemia del coronavirus llevó a las autoridades a aplazar su celebración.

Las enmiendas a la Carta Magna rusa establecen los nuevos requisitos que deberá cumplir el presidente del país, los miembros del Gobierno y del Parlamento y los altos cargos relacionados con la soberanía y la seguridad nacional.

Entre otras cuestiones, las reformas constitucionales modifican las funciones del Ejecutivo y del poder legislativo, prohíben la secesión de los territorios que integran Rusia y fijan el límite máximo de dos mandatos presidenciales de seis años, salvo para el actual mandatario.

Para que sean aprobadas, las reformas deberán ser ratificadas por los ciudadanos rusos en referendo.

Putin, de 68 años, está completando su segundo e hipotético último mandato consecutivo, que termina en 2024, tras haber ejercido previamente el cargo entre 2000 y 2008.