27/05/2020 aislamiento

Ni la pandemia detiene el programa de educacin artstica del hospital Tobar Garcia

Para algunos no existe el trabajo remoto ni las reuniones por Zoom o las consultas a distancia. Solo conciben ponerle el cuerpo a su trabajo, que es más que nada una vocación. Es el caso de quienes trabajan en el Hospital Psiquiátrico Juvenil Carolina Tobar García.

Por Eva Marabotto


“¿Remoto? Pregunta con sorpresa Pedro Ibañez cuando se indaga si decidió optar por esa modalidad de contacto con los chicos internados. A continuación explica que se acerca al hospital ubicado en la calle Carrillo del barrio de Barracas siete días a la semana y lo justifica: “La mayor parte de la población de niños con los que trabajamos en el servicio de internación presentan cuadros de neurosis graves, psicosis, autismo, en algunos casos con compromiso orgánico y en la mayoría con problemática socio familiar concomitante” describe.

Por eso desde hace más de sesenta días el hombre que es psicólogo de profesión, actor por vocación, director de teatro universitario y artista marcial junto a un grupo de acompañantes terapéuticos, apela a todas las herramientas disponibles para acompañar a los chico con los que trabaja que son mujeres de 13 a 18 años, varones de 13 a 18 años y niños de hasta 12 años. Con ellos viene realizando múltiples actividades como  caligrafía china, lectura de Clásicos, ceremonia del té, tai-Chi-Chuan, pileta en verano y baños de aire (en invierno), talleres de expresiones musicales, plásticas y construcciones, bailes, utilizando música según elección de los niños o propuestas por los docentes, dibujos, collage, construcciones tridimensionales usando material descartable, construcción de máscaras para dar vida a distintos personajes, dramatizaciones y taller de títeres, taller de juegos y de juguetes. 



Con la pandemia ninguna de ellas se detiene e incluso en las tardes de los sábados se sumaron clases de origami con docentes de la Universidad Tecnológica Nacional, aficionados al origami y la experta en ese arte japonés, la tallerista, Jimena Candia. “Otra jornada memorable de origami en el Tobar García. Otra vez los chicos como maestros... Esta vez la convocatoria fue fenomenal. Un montón de chicos, y nos vamos incorporando origamistas en el rol de aprendices”, cuenta Oscar Bruno, doctor en Educación, titular de cátedra de la UTN y alumno aplicado de las clases que los mismos chicos del Tobar dan los sábados. “Es un taller muy especial, aprendemos figuras especiales y lo hacemos de maestros especiales”, sintetiza Candia, que se conceta cada sábado a la plataforma de reunión desde su ciudad Firmat, en Santa Fe.

 

Pero el que está en Barracas cada día de la semana es Ibañez. Para él no hay pandemia que valga. “Toda estrategia es buena para nuestro objetivo-eje proponer la integración y socialización de estos niños, Elegimos abordarlos desde la expresión artística como un modo de comprender y transitar esos mundos aparentemente impenetrables”, cuenta y aclara que las clases de arte tienen la ventaja de estimular las capacidades de los pacientes, fortalecer su autoestima y su seguridad y permitirles vivir nuevas experiencias y cita los trabajos de su mentor y tutor en la materia, el médico psiquiatra Vicente Rubino, presidente honorario de la Asociación Junguiana Argentina.



El punto cumbre de esta cruzada del arte entre lo chicos y chicas del Tobar Garcia es El Plumero Mágico, una compañía teatral que nació hace 12 años “La idea surgió a partir de  las primeras improvisaciones que hacíamos con el taller de teatro en el sector de mujeres, luego de dos escenas muy dolorosas extraídas de las propias vivencias de nuestras chicas, ellas proponen un paso de comedia...en la escena final aparece un “plumero mágico” que borra todo el dolor. Y ese nombre quedó eternizado en honor a aquellas primeras valientes actrices”. 

Ver esta publicacin en Instagram

Colonia Inclusiva 2020 con El Plumero Mgico...

Una publicacin compartida por "El plumero mgico" (@elplumeromagico) el



“Tenemos múltiples formas de estar con los chicos, el teatro por el momento en 'epoje' (en griego quiere decir suspensión), pero seguimos buscando formatos como el video, lo fundamental es la paciencia...tenemos titeres...todo dentro de "El Plumero Magico" fomentamos la emergencia de la imaginación y el juego tan presentes en los chicos...Solo somos posibilitadores de la expresión de la creatividad de nuestros artistas”, resume Ibáñez a la búsqueda de nuevos proyectos para sus chicos.


etiquetas