27/05/2020 Brasil

San Pablo, el estado ms afectado, prorroga la cuarentena pero flexibiliza comercio

El estado paulista registra 6.423 decesos y más de 86.000 casos. Su gobernador, Joao Doria, fue aliado de Jair Bolsonaro pero ahora están enfrentados porque el presidente se niega a decretar cuarentena en todo el país. Brasil se acerca a los 400.000 contagios y las 25.000 muertes.

Por Corresponsal


El estado de San Pablo, que concentra el 25% de las muertes por coronavirus en Brasil, anunció este miércoles la prórroga hasta el 15 de junio de la cuarentena y aislamiento social, pero a partir del lunes pondrá en marcha un plan para reiniciar, con restricciones, actividades económicas que incluyen centros comerciales en algunos municipios.

Lo anunció el gobernador, Joao Doria, quien explicó que el plan de reapertura incluye cinco fases y tendrá en cuenta los niveles de contagio y camas disponibles en cada municipio del estado más industrializado y poblado de Brasil, con 46 millones de habitantes.

En la ciudad de San Pablo, la mayor urbe sudamericana, el próximo lunes deberá comenzar un plan de apertura con restricciones de los shoppings y comercios a la calle, de acuerdo con el plan, que necesita de la aprobación del municipio.

Gobernador Joao Doria
Gobernador Joao Doria

Doria se enfrentó al presidente Jair Bolsonaro, a quien apoyó en 2018, por la negativa del mandatario a la cuarentena, aunque según el gobernador del centroderechista Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), la economía de San Pablo se mantuvo en 74% funcionando.
Para Doria, la cuarentena iniciada el 24 de marzo evitó la muerte de unas 65.000 personas, en base a cálculos matemáticos sobre la evolución de la pandemia.

La cuarentena será mantenida hasta el 15 de junio pero a partir del 1 comenzará un plan de apertura en base a “la ciencia y la medicina”, dijo Doria, quien enfrenta el rechazo y pedidos de juicio político por parte del bolsonarismo.


El 60 por ciento de los brasileños apoya las medidas de lockdown (cerrar todo), según una encuesta de Datafolha.
La oposición a Doria, el Partido de los Trabajadores, pidió a la justicia, aún sin respuesta, cerrar todas las actividades en el Gran San Pablo.
El estado paulista llegó el martes a las 6.423 muertes (un cuarto de las registrada en Brasil) con más de 86.000 casos positivos.

La ciudad de San Pablo deberá iniciar un plan con normas sanitarias para reabrir paulatinamente inmobiliarias, oficinas, algunos sectores de centros comerciales y comercios a la calle, siempre que se cumplan los requisitos exigidos por el comité de salud. El intendente de San Pablo, Bruno Covas, también del PSDB, es candidato a la reelección en las elecciones de octubre

Habrá más restricciones en regiones más críticas, como el Gran San Pablo, que no podrá reabrir el comercio.
Para estar autorizado al reinicio de las actividades cada municipio del estado de San Pablo debe cumplir requisitos: tener índice de aislamiento social de al menos 55 por ciento, reducción de nuevos casos por 14 días seguidos y ocupación de camas de terapia intensiva inferior al 60%.

Según Doria, toda actividad deberá tener el uso obligatorio de máscaras y el distanciamiento social obligatorio y regulado en ambientes públicos.