26/05/2020 especialista

Economista de EEUU: reestructuracin argentina es un precedente para negociaciones por venir

Según Robert Johnson, presidente del Instituto para el Nuevo Pensamiento Económico, "las negociaciones entre Argentina y sus acreedores son el primer capítulo de lo que se convertirá en una miríada de reestructuraciones de deudas soberanas desencadenadas por la pandemia".

La reestructuración de la deuda argentina, por un monto superior a los 66.000 millones de dólares, puede sentar un precedente de cara al futuro para "miles" de procesos de reestructuración por venir, aseguró un experto en finanzas internacionales en una nota en el Financial Times.

Se trata de Robert Johnson, presidente del Instituto para el Nuevo Pensamiento Económico, ex economista jefe del Comité Bancario del Senado de los Estados Unidos, y director gerente de Soros Fund Management en la década de 1990.

Johnson sostuvo que "las negociaciones entre Argentina y sus acreedores son el primer capítulo de lo que se convertirá en una miríada de reestructuraciones de deudas soberanas desencadenadas por la pandemia".

En el texto de opinión publicado hoy en el Financial Times, Johnson recordó que fue "asesor detrás de escena de ambas partes en las negociaciones de Argentina".

Y precisó, "he trabajado en estrecha colaboración con Martín Guzmán, el ministro de Economía de Argentina, y con Philipp Hildebrand, vicepresidente de BlackRock, miembro del grupo de acreedores, y los conozco como hombres de integridad y visión", consideró, alentado en que las partes lograrán alcanzar un acuerdo.

Para el experto en temas de deuda, "esta negociación es importante para Argentina, sus acreedores, otros deudores soberanos con problemas e incluso para la moral mundial".

Según Johnson, "puede ser tentador dar un ejemplo de Argentina y mostrarle al próximo grupo de países deudores lo difíciles que pueden ser los acreedores pero eso solo aumenta la probabilidad de un default costoso para ambas partes", consideró

Sin embargo, continuó, "el verdadero liderazgo reconocería que un acuerdo constructivo y equilibrado tendría ramificaciones positivas para casos futuros".

Para ello, sugirió a los inversionistas "mirar el contexto más amplio", donde "la maximización de los accionistas y la deificación de los mercados están puestas en tela de juicio", desde la crisis financiera de 2008, donde importantes figuras de negocios y de las finanzas de Estados Unidos, entre ellos Larry Fink (el timonel del fondo BlackRock) o Jamie Dimon, director ejecutivo de JPMorgan Chase, "vieron que era hora de alcanzar un terreno más elevado y restaurar la confianza pública en el comercio y las finanzas".

En consecuencia, llamó a "reconocer que ambas partes deben compartir el riesgo".