25/05/2020 pandemia

Cuba limita el acceso al balneario de Varadero por el coronavirus

El gobernador de la provincia de Matanzas, Mario Sabines, consideró "prudente" restringir la entrada al balneario para evitar riesgos de contagios y aprovechar la suspensión de turistas para "poner a punto" todas las instalaciones hoteleras.


Cuba limitará desde este lunes el acceso al balneario turístico de Varadero, su principal destino de sol y playas que recibe anualmente un millón de turistas de todo el mundo, como parte de las medidas aplicadas en el país para evitar la propagación del coronavirus, causante de la Covid-19.


La entrada a Varadero -situado 140 kilómetros al este de La Habana, en la provincia vecina de Matanzas- solo estará autorizada a los empleados de las instalaciones turísticas de ese enclave que trabajan en su acondicionamiento de cara a su futura reapertura y los constructores que ejecutan inversiones no aplazadas a pesar de la actual situación epidemiológica.

El gobernador de la provincia de Matanzas, Mario Sabines, consideró "prudente" restringir la entrada al balneario para evitar riesgos de contagios y aprovechar la suspensión de turistas para "poner a punto" todas las instalaciones hoteleras y extrahoteleras, según cita la estatal Agencia Cubana de Noticias (ACN).

Sabines recordó que Varadero no tiene actualmente actividad recreativa ni comercial a causa de las restricciones dispuestas para el enfrentamiento a la pandemia en el país, y las acciones que se realizan están enfocadas en su alistamiento para el momento que se decida entrar en "otra etapa".

Cuba ha contabilizado hasta el presente 82 muertes sobre 1.941 casos positivos de Covid19.

En Nicaragua, un empresario que reclamó al gobierno de Daniel Ortega por no tomar medidas para enfrentar la pandemia falleció este domingo a causa de “neumonía atípica”, informaron sus allegados.

El empresario de la industria del pan Ermis Morales, de 55 años y conocido como “el panadero encadenado”, murió en un hospital de Managua, casi un mes después de haber reclamado públicamente a las autoridades medidas de prevención ante la Covid-19, y protección económica a las pequeñas y medianas empresas.

La muerte de Morales, quien llamaba “dictador” a Ortega, causó conmoción en Nicaragua, dada su fama como opositor, pero también acarreó controversia, porque fue determinada como “neumonía atípica”, enfermedad bajo la cual se están clasificando algunas de las víctimas de Covid-19, según dijo el presidente.

En su última conferencia de prensa, ofrecida el 28 de abril pasado, Morales apareció con una mascarilla en su rostro y una botella de alcohol en gel en sus manos, haciendo sus reclamos a Ortega, quien al día siguiente accedió a permitir medidas básicas de prevención entre la población.

Hasta ahora el gobierno reconoce 279 infectados por el nuevo coronavirus, con 17 muertos. El independiente Observatorio Ciudadano COVID-19 reporta al menos 2.323 casos, con 465 fallecidos.