24/05/2020 aislamiento

Avanza la normalizacin de la produccin de electrnicos, con dudas sobre la reaccin de la demanda

El titular de la Asociación de Fábricas Argentinas de Terminales Electrónicas (Afarte), Federico Hellemeyer, evaluó en una entrevista con Télam la actualidad y las perspectivas del sector.

Por Andrea Delfino


La fabricación de productos electrónicos en Tierra del Fuego registra una actividad del 50% en las plantas de Río Grande y se espera que el próximo jueves alcancen un nivel similar en Ushuaia, en un contexto en el que las empresas del sector aguardan expectantes la reacción de los consumidores, dijo el titular de la Asociación de Fábricas Argentinas de Terminales Electrónicas (Afarte), Federico Hellemeyer.

En una entrevista con Télam, el directivo señaló que en el mercado se verificó durante la cuarentena faltante de determinados productos, sin que se registrará un desabastecimiento.

También recordó que la producción nacional de notebooks se cortó en 2017, cuando se tomó la decisión de bajar el arancel de importación de 35% a 0%, y que en la actualidad existen "contactos exploratorios" con las autoridades asumidas el 10 de diciembre pasado para ver la factibilidad de retomar la iniciativa.

A continuación los principales tramos de la entrevista:



Télam:- ¿Cómo evalúan la reapertura de las fábricas en Tierra del Fuego?
Federico Hellemeyer: - Atravesamos las primeras dos semanas de producción en Río Grande y una semana en Ushuaia y tenemos un panorama informado por el gobierno provincial. Ahora, con la renovación del jueves pasado en Río Grande y del próximo jueves en Ushuaia, las plantas elevaron el nivel de producción al 50%. Hasta ahora estábamos por debajo de esa capacidad.

Actualmente la evaluación del gobierno provincial es que en dos semanas más, si epidemiológicamente sigue todo como hasta ahora, la capacidad se eleva al 75% y en otras dos al 100%, e incluso levantar la restricción de seis horas por turno.
Claro que se mantiene la restricción de los grupos de riesgo, cuando hablo de capacidad productiva no hablo de cantidad de gente sino de líneas de producción.

T:- ¿Esta hoja de ruta que propuso el Gobierno provincial ya está volcada en una norma?
FH.- No. Está la resolución del martes pasado en la que están las nuevas habilitaciones (al 50%) por 14 días. Pero nos comunicaron que el plan es llevar a 75% y a 100% siempre cada 14 días y según evolucione la situación epidemiológica.

T:- ¿Qué productos son los que ubican como los más demandados?
FH:- Depende de cada compañía, pero los productos más demandados son los celulares, gama baja y gama media, y los televisores, los formatos más populares de 32 y 43 pulgadas. Se retomó la fabricación de equipos de aire porque se acerca la segunda mitad del año cuando se da la campaña fuerte, y si bien es un producto que no se demandó tanto hasta ahora, puede llegar a haber una demanda para la funcionalidad de calefacción y es un proceso productivo más complejo.

T:- ¿Han tenido inconvenientes con abastecerse de insumos? ¿Preocupa la evolución del dólar?
FH: -Con los componentes nacionales, así como nosotros nos pusimos a trabajar, otras fábricas del país también lo están haciendo. En cuanto a lo importado, tuvimos inconvenientes al principio de año cuando el coronavirus estaba golpeando el sudeste asiático; hubo demoras o faltantes, pero esa situación se fue normalizando. Hoy no hay faltantes. En Argentina había insumos almacenados en Aduana. Eso se entregó

En cuanto al tema cambiario nosotros seguimos el tema con atención porque para todo lo que es aprovisionamiento es fundamental.

T: ¿Cuándo va a volver una normalidad en la oferta de productos?
FH: Hoy en día no estamos en una situación de desabastecimiento. Puede que justo tal modelo que alguien esté buscando cueste encontrarlo, en función a los niveles de existencia. En líneas generales no estamos trabajando con un stock robusto en la cadena comercial, básicamente porque ese fue el stock con el que se trabajó en las ultimas cuatro semanas y se fue mucho.
Pero rehabilitada la actividad productiva y el abastecimiento a los canales, confiamos en que la gente no llegue a percibir de una manera generalizada que no haya producto para la categoría que está buscando.
Para hablar de normalidad o nueva normalidad en rigor de verdad el gran interrogante es la demanda.

T: Nadie se anima a vaticinar niveles de consumo ni proyectar volumen de ventas...
FH:- En este momento nadie se anima a hace esa proyección, bajo ningún punto de vista. El otro día un player aseguraba que en en abril se habían vendido 30.000 televisores. Primero, las cifras son inexactas porque todos esos relevamientos estaban muy afilados para el canal físico, el electrónico tiene una capilaridad y una dispersión fenomenal. Aún así si ese numero se proyecta por 12 meses da una demanda de 1,4 millones, lo que sería un año bajo. (En 2019 se vendieron 1,8 millones de aparatos de TV).
Aparte, este año tuvimos periodos de no venta, cosa que no pasó otros años. Y a principios de 2020, teníamos la sensación de que podíamos estar un poquitito por arriba, porque el 2019 había sido muy piso y pensábamos que algo se iba a mejorar el consumo.

T: En Tierra del Fuego no se producen más noteboks, un artículo que tiene demanda.
FH: Ni en Tierra del Fuego ni ningún otro lugar del país. Desde el año 2017 cuando la Secretaría de Comercio tomo la decisión de bajar el arancel de importación de 35% a 0%, cesó la fabricación de informática en todo el país. Hasta ese momento se fabricaba en Tierra del Fuego, en Tucumán, en Buenos Aires.

T: ¿No hay intención de volver a fabricar?
R.- El nuevo Gobierno nos había contactado para ver cuál era la capacidad productiva que ante una eventual cambio normativo podría llegar a emplearse para la fabricación de informática. Hubo algunas reuniones prepandemia. La impresión era que estaban considerando un cambio normativo en el tema arancelario. Ponernos de vuelta en línea con los países del Mercorsur significaría un cambio que permitiría alguna estructura de costos. El gobierno esta estudiando eso, pero no tenemos nada concreto, fueron contactos exploratorios.