21/05/2020 Nueva York

Se consolida la suba del petrleo a la par de una mayor apertura en el confinamiento

A un mayor deshielo en los confinamientos, se le sumaron la caída en los inventarios en los Estados Unidos, los recortes en la producción del grupo OPEP+ y una recuperación de la demanda.


Los precios del petróleo alcanzaron este jueves su valor más alto desde que comenzó la pandemia de coronavirus a mediados de marzo, merced a una mayor reapertura de la actividad económica.


El precio del barril de crudo de la variedad WTI cerró con una suba de 1,5% a US$ 34 mientras que el tipo Brent concluyó a US$ 36 por barril con un alza de 1%, según consigna la agencia Bloomberg.

A un mayor deshielo en los confinamientos, se le sumaron la caída en los inventarios en los Estados Unidos, los recortes en la producción del grupo OPEP+ y una recuperación de la demanda.

En lo que va de mayo, la OPEP + ha reducido las exportaciones de petróleo en aproximadamente 6 millones de barriles diarios, según las compañías que rastrean los flujos, lo que sugiere un buen comienzo para cumplir con el acuerdo. La OPEP dice que el mercado ha respondido bien, pero de todas formas, los inversores están esperando que los productores norteamericanos de esquisto se reincorporen a la producción y los precios vuelvan a la baja.

La reapertura de las actividades se está haciendo más ostensible tanto en los Estados Unidos como en Europa.

La proximidad de la temporada estival en el hemisferio norte, abre las puertas a una mayor demanda de combustibles tanto para los automotores como para el transporte aéreo.

La última señal de que el exceso de oferta está disminuyendo, es la caída de los inventarios de crudo de Estados Unidos con una baja de 5 millones de barriles la semana pasada.

Por su parte, el oro se tomó un respiro de su tendencia alcista y bajó 1,1% a 1.725 dólares por onza troy.

Los precios del oro han seguido enfrentando una fuerte presión de venta en la sesión de hoy.

De acuerdo con los analistas del mercado de metales, la caída en el oro al contado puede reflejar un retroceso natural de las ganancias de ayer en ausencia de noticias importantes sobre el movimiento del mercado.