21/05/2020 Durante la pandemia

El mundo celebra el Da de la Diversidad Cultural para el Dilogo y el Desarrollo

Fue instaurado para concientizar sobre la importancia del diálogo intercultural y la inclusión, y combatir la polarización y los estereotipos para mejorar el entendimiento y cooperación entre las diferentes culturas.

Diversidad cultural

La Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el 21 de mayo como el Día Mundial de la Diversidad Cultural para el Diálogo y el Desarrollo, con el propósito de sensibilizar y animar al público en general y a las organizaciones de todo el mundo a que tomen medidas concretas de apoyo a la diversidad.

La Organización de las Naciones Unidas, destaca que las tres cuartas partes de los mayores conflictos mundiales tienen una dimensión cultural, por lo que asegura que resulta "urgente y necesario para la paz, la estabilidad y el desarrollo" superar la división entre las culturas.

En este día internacional desde las instituciones llaman a profundizar en los grandes valores de la diversidad cultural: concientizar sobre la importancia del diálogo intercultural, la diversidad y la inclusión; lograr que todas las personas se comprometan y apoyen la diversidad mediante gestos reales en el día a día y, finalmente, combatir la polarización y los estereotipos para mejorar el entendimiento y la cooperación entre las diferentes culturas.

La Declaración Universal de la UNESCO sobre la Diversidad Cultural se aprobó en 2001 y, a continuación, se declaró el 21 de mayo como el Día Mundial de la Diversidad Cultural para el Diálogo y el Desarrollo, a través de la resolución 57/249 de diciembre de 2002.

En el 2011, la campaña "Haz un gesto por la Diversidad y la Inclusión" fue el puntapié para que cuatro años después, la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptara por unanimidad la resolución sobre Cultura y Desarrollo Sostenible, afirmando la contribución de la cultura a las tres dimensiones del desarrollo sostenible: reconocer la diversidad del mundo mucho más allá de lo natural y lo cultural, reafirmar que las culturas y civilizaciones pueden contribuir al desarrollo sostenible, y su papel como factores habilitadores cruciales.