20/05/2020 estafas

Enrique Blaksley intent sin xito anular el juicio oral y ser sobresedo

La defensa del empresario se presentó en plena feria extraordinaria por el coronavirus y pidió que su cliente sea sobreseído y por ende que la preparación del juicio quede sin efecto. Pero el Tribunal lo rechazó.


El Tribunal que juzgará al detenido empresario Enrique Blaksley, conocido como "El Madoff argentino", por supuesto lavado de dinero y unas 300 estafas con su empresa "Hope Funds" rechazó dictar su sobreseimiento por inexistencia de delito y ratificó que lo ocurrido debe debatirse en un juicio oral.

La defensa del empresario se presentó en plena feria extraordinaria por el coronavirus y pidió que su cliente sea sobreseído y por ende que la preparación del juicio quede sin efecto, al argumentar que la acusación no encuadra en ningún delito previsto en el Código Penal, según la resolución a la que accedió Télam.

En base a ello reclamó la "excepción de falta de acción por inexistencia de delito" y el sobreseimiento.

Blasksley está procesado con prisión preventiva por "lavado de activos" provenientes de ilícitos y se lo acusa de al menos 300 estafas a inversores a través de "Hope Funds".

Los jueces del Tribunal Oral Federal 4 Guillermo Costabel, Daniel Obligado y Jorge Gorini rechazaron los planteos y remarcaron que las acusaciones "reclaman la ineludible sustanciación del debate oral y público".

Por orden de la Cámara Federal de Casación el mes pasado se habilitó la feria extraordinaria por la pandemia para proseguir con la etapa de presentación de pedidos de prueba de todas las partes, previa a fijar fecha de inicio al juicio.

El defensor de Blaskley, Mariano Varela, había argumentado que "los hechos imputados en el requerimiento acusatorio de elevación a juicio" son "·atípicos" y no encuadran en lo previsto por el artículo 303 del Código Penal, que castiga el lavado de activos de origen ilícito.

La defensa sostuvo que Blaskley debería ser acusado por un delito más leve, "encubrimiento" de lavado de dinero, que a esta altura ya estaría prescripto, argumento que rechazó el Tribunal.

Blaskley está procesado y detenido y espera llegar a juicio oral junto a otros 16 acusados, excarcelados, muchos de ellos familiares suyos que trabajaron en su empresa.