13/05/2020 relevamiento

Hubo 45 casos de coronavirus y 9 muertos en geritricos bonaerenses desde el inicio de la pandemia

El informe fue realizado por el Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires sobre los 1.000 geriátricos habilitados. El ministro Daniel Gollan precisó que se trabaja junto a los 135 municipios en diversas medidas para la prevención y ante la posible aparición de casos de nuevos casos.

Por Juliana Ricaldoni

Al menos 45 contagios y nueve muertes se registraron desde que comenzó la pandemia de coronavirus en los 1.000 geriátricos que están habilitados en el territorio bonaerense, de acuerdo a un informe del Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires al que tuvo acceso Télam.

La cartera sanitaria que conduce el ministro Daniel Gollan precisó que se trabaja junto a los 135 municipios en diversas medidas para la prevención y ante la posible aparición de casos de Covid-19 en las residencias que funcionan para adultos mayores.

La subsecretaria de Gestión de la Información, Educación Permanente y Fiscalización del ministerio de Salud, Leticia Ceriani, explicó hoy a Télam que ante el incremento de casos de coronavirus, el Gobierno implementará "un cambio de estrategia" para esas instituciones cerradas o semicerradas con una "vigilancia más activa".

Además, detalló que "resolvimos que, desde ahora, cuando haya un caso positivo, se seleccionará a un grupo de personas de la institución y se les tomarán muestras tengan o no síntomas" y señaló que "en función del resultado, se verá si es necesario seguir hisopando al resto de los adultos mayores y del personal del lugar".

La funcionaria especificó que "es una forma de adelantarnos y evitar la propagación del virus".

Ceriani dijo que al asumir la actual gestión, se detectó que existen unos 1.000 establecimientos para adultos mayores habilitados y otros 2.000 clandestinos y expuso que "nuestra idea no es salir a clausurar masivamente en este contexto porque se genera un problema con las personas que residen allí, entonces lo que hacemos es fiscalizar que las condiciones sean dignas y preventivas para que no haya brote".

Con el objetivo de regularizar esa situación, el Poder Ejecutivo envió ayer un proyecto de ley a la Legislatura bonaerense que busca declarar el estado de emergencia sanitaria de los establecimientos geriátricos de gestión pública y privada mientras persista el estado de emergencia.

En caso de sancionarse, el ministerio de Salud y los municipios deberán empadronar, relevar y fiscalizar los geriátricos, "regularizando de forma progresiva todos aquellos que no cuenten con habilitación vigente" y mientras tanto, la provincia "podrá permitir el funcionamiento excepcional, precario y transitorio".

Para ello la propuesta parlamentaria determina requisitos mínimos de capacidad ocupacional, higiene, alimentación, personal, normas de seguridad, historias clínicas y cumplimientos de protocolos.

"La idea es otorgar habilitaciones provisorias para que funcionen ahora con las condiciones necesarias de higiene y seguridad, y que luego presenten la documentación para habilitación definitiva", afirmó la Subsecretaria.

Desde el ministerio además se especificó que, mientras tanto, la Dirección provincial de Fiscalización Sanitaria "trabaja fuertemente en acompañar a los municipios durante la inspección con el fin de constatar el cumplimiento de los protocolos, para evitar que el virus ingrese al establecimiento y cómo actuar ante un posible caso".

El protocolo para la prevención y control de coronavirus que elaboró la Provincia y puso a disposición de todos los distritos ante la posible aparición de casos en geriátricos, determina las tareas de detección, derivación y contención si un residente o personal presenta signos y síntomas compatibles con la Covid-19, la enfermedad que causa el nuevo virus.

Así, desde hace un mes, trabajadores sanitarios visitan cinco municipios por semana acompañando el trabajo que debe realizar el área municipal en las residencias para adultos mayores, en donde el control es especifico en lo sanitario y edilicio para que el espacio que los aloja cumpla las normativas.

En concreto, promotores se acercan a las residencias pero sin ingresar con el fin de difundir recomendaciones y acompañar a los equipos de Salud.

En esas visitas, los especialistas de la cartera sanitaria recuerdan las recomendaciones para los casos sospechosos o confirmados de Covid-19 en un geriátrico, entre las que se destacan que "de inmediato se debe avisar telefónicamente al servicio de emergencia con que cuente la institución y de no contar, al equivalente municipal".

Además, se informa a los encargados de geriátricos que mientras se espera la derivación, se debe aislar a la persona en el espacio destinado a tal fin "proveyendo un barbijo quirúrgico y alcohol en gel para reforzar las medidas de higiene de manos".

Por otro lado, el personal de atención que ingresa a la habitación debe usar las medidas habituales de precaución, con higiene de manos, uso de guantes, barbijo quirúrgico, camisolín, protección ocular o máscara facial.

Los expertos remarcan que el material utilizado debe ser desechable y se debe identificar a los residentes y personal que mantuvieron un contacto estrecho para la indicación del aislamiento preventivo y el seguimiento diario correspondiente.


"Los propietarios y los directores de salud de los establecimientos que los albergan deben tomar precauciones especiales para proteger a los residentes, como así también a los empleados y las visitas", según el protocolo.