11/05/2020 Paraguay

Abdo Bentez relev al responsable de la frontera con Brasil porque cruz a un intendente

El domingo, el intendente de Pedro Juan Caballero se convirtió en el centro de la polémica luego de haber sido filmado protagonizando un incidente con el retén de uniformados, en el que aparece increpando a los militares mientras hablaba por teléfono con un presunto jefe militar.


El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, destituyó hoy a un coronel responsable del control de la frontera con Brasil por permitir a un intendente cruzar al país vecino, pese a la prohibición por la pandemia de coronavirus, un hecho que devino en un escándalo.


En su carácter de comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, el mandatario relevó al coronel Leonardo Ibarrola, ejercía el Comando de Operaciones de Defensa Interna (Codi) y designó como comandante interino de ese mando castrense al coronel Félix Ignacio Díaz, informó el Comando de las Fuerzas Militares.

"Estamos haciendo un enorme esfuerzo para contener la propagación del virus", dijo a periodistas al justificar su decisión el mandatario, que días antes advirtió que la situación de contagios en Brasil, el país más afectado por la pandemia en Sudamérica, "es una gran amenaza para el país", informó EFE.

Ayer, el intendente de Pedro Juan Caballero, José Carlos Acevedo, se convirtió en el centro de la polémica luego de haber sido filmado protagonizando un incidentes con el retén de uniformados, según el video que se viralizó en las redes sociales, en el que aparece increpando a los militares mientras hablaba por teléfono con un presunto jefe militar.



Efectivos que responden a Ibarrola permitieron bajo presión que Acevedo, del opositor Partido Liberal, cruzara la frontera para dirigirse a la vecina localidad brasileña de Ponta Porá.

En el video, Acevedo presiona a los oficiales anunciándose como una autoridad, y se apropia de los cargo de sus hermanos: Robert y Ronald Acevedo, gobernador y senador del departamento de Amambay, respectivamente.

El alcalde ingresó a Brasil por la mañana y retornó a la tarde, con su mujer de nacionalidad brasileña y su hijo de tres meses, supuestamente para visitar a su suegra en el Día de la Madre.

A su regreso, la Fiscalía pide la captura de Acevedo por violación de la ley de cuarentena sanitaria que rige en el país, pero en cambio fue sometido a un aislamiento domiciliario por 14 días por orden el Ministerio de Salud.

Su hermano, el gobernador de Amambay, semanas atrás amenazó con retirar las vallas de alambres de púa y destruir la zanja cavada por el contingente militar instalado en esa ciudad para bloquear el cruce fronterizo.

Tras dos meses de cuarentena, el lado brasileño es especialmente sensible para las autoridades sanitarias de Paraguay ante el masivo regreso de ciudadanos paraguayos por la pandemia, con lo que se ha convertido en foco de los últimos casos de contagio.

Paraguay mantiene el cierre de sus fronteras con Brasil, Argentina y Bolivia desde hace casi dos meses para prevenir la expansión del coronavirus, que en el país causó la muerte de 10 personas y lo padecen 713 contagios.

En Brasil el número de muertes por coronavirus supera los 11.200 y los contagios son más de 162.000.