11/05/2020 cuarentena

Reabren comercios y permiten actividades profesionales independientes en Tierra del Fuego

La provincia habilitó el comercio minorista en los municipios de Río Grande y Tolhuin, y además se permitió el ejercicio de numerosas actividades profesionales y la reapertura de peluquerías.


Una nueva fase del aislamiento social, preventivo y obligatorio por la pandemia de coronavirus comenzó a regir hoy en la provincia de Tierra del Fuego, donde fue habilitado el comercio minorista en los municipios de Río Grande y Tolhuin, y además se permitió el ejercicio de numerosas actividades profesionales y la reapertura de peluquerías.

Las autoridades señalaron que la reapertura de los comercios se realiza bajo “rigurosas acciones sanitarias”, y no en la ciudad de Ushuaia, donde se concentra la gran mayoría de casos positivos de Covid-19 (125 de un total de 135) y las ventas continúan bajo la modalidad de delivery sin atención al público dentro de los negocios.

En cambio, en todo el territorio provincial vuelven a trabajar a partir de hoy distintos profesionales independientes, como contadores, abogados, escribanos, arquitectos e ingenieros.

También fueron habilitados para reiniciar sus actividades los kinesiólogos, psicopedagogos, nutricionistas, psicólogos, fonoaudiólogos, psicomotricistas y terapistas, de acuerdo a un protocolo específico.

Los denominados “comercios de cuidado personal” como las peluquerías trabajarán por un sistema de turnos, mientras que reabrirán sus puertas los talleres de verificación técnica obligatoria de vehículos y de reparación de embarcaciones, las inmobiliarias, empresas de seguros y de mudanzas en horarios restringidos.

El gobernador Gustavo Melella explicó que cada rubro fue evaluado por los miembros del Comité Operativo de Emergencia (COE) que monitorea la evolución de la pandemia en el distrito.

"Con estas nuevas acciones buscamos un mayor movimiento económico y productivo en nuestra provincia, luego de un duro parate obligado con el propósito de mitigar la propagación del coronavirus”, sostuvo Melella a través de un comunicado.

En esa línea, aclaró que la flexibilización de la cuarentena “no significa que se haya 'ganado la batalla' porque todavía 'queda un tiempo largo de cuidados y de respeto por los consejos sanitarios, como el de uso tapabocas y el distanciamiento social'”.

El mandatario provincial sostuvo que los últimos datos epidemiológicos son “alentadores”, y que en las próximas etapas del aislamiento será “fundamental la responsabilidad de la ciudadanía”.

"Los controles van a seguir. Habrá un mayor movimiento y la policía va a tener más trabajo, aunque la gran carga seguirá estando sobre los ciudadanos y su compromiso por cumplir las normas y protocolos”, insistió Melella.

Tierra del Fuego estuvo cinco días consecutivos sin registrar casos de Covid-19, aunque sumó tres entre el último sábado y domingo, mientras que mantiene una alta tasa de recuperados (más del doble que la nacional) y ningún internado como consecuencia de la pandemia.

Esta mañana, durante una entrevista que brindó a FM La Partiada, Melella explicó que "gracias a los resultados positivos que se vienen dando", armaron "dos escenarios distintos, uno para Ushuaia, y otro para la zona norte de la provincia".

En Usuhaia, "fue la ciudad que más complicada estuvo pero que viene con datos muy positivos gracias a los esfuerzos de los vecinos en esta cuarentena, no se permitió el sistema de atención al público pero sí online, aunque se han habilitado las barberías y otros centros de cuidado personal", informó.

"En la zona norte, las ciudades Río Grande y Tolhuin, comenzó la actividad industrial restringida, abren los comercios a partir de hoy, con atención al público pero con restricción de que no todos los vecinos pueden salir, no pueden haber personas esperando, y si hay locales de ropa no se pueden probar ropa", agregó.

Además, recordó que "ya comenzó a trabajar la industria tecnológica el jueves de la semana pasada,porque es una necesidad, el país lo necesita".