06/05/2020 Brasil - cuarentena

El alcalde de Ro de Janeiro anuncia bloqueo de zonas por indisciplina de los cariocas

Este bloqueo será parcial y prohibirá la apertura de establecimientos en andenes comerciales de tres barrios de la zona oeste, la región donde más se ha evidenciado la violación del confinamiento social.


La indisciplina de los cariocas, que vienen irrespetando cada vez más el confinamiento social decretado por las autoridades, llevó al alcalde de Río de Janeiro, Marcelo Crivella, a anunciar este miércoles el bloqueo de algunas zonas de la ciudad a partir de mañana.

El bloqueo será parcial y prohibirá la apertura de establecimientos en andenes comerciales de tres barrios de la zona oeste, la región de Río de Janeiro donde más se ha evidenciado la violación del confinamiento social.

Desde mediados de marzo las autoridades prohibieron la apertura de tiendas comerciales, con excepción de servicios esenciales como supermercados y droguerías.

No obstante, en los barrios Campo Grande -que actualmente tiene el mayor número de muertes por Covid-19, 38-, Bangu y Santa Cruz, ni el comercio ni la población respetan la cuarentena.

Según Crivella, durante la última semana las autoridades han intentado frenar las aglomeraciones en estos barrios sin resultado.

"Tenemos un problema con las aceras (comerciales) en Campo Grande, Santa Cruz y Bangu. La guardia municipal cierra los establecimientos, se va, y media hora después abren todo. Ahora vamos a poner a la guardia allí y si no obedecen, bloquearemos esos lugares por completo", aseguró el alcalde.

De acuerdo con el funcionario, si la población no acata el llamado de la Alcaldía, este jueves comenzará con el bloqueo y ubicará guardias en las calles para impedir que sean reabiertos y que la gente salga a las calles, reseñó la agencia de noticias EFE.

Asimismo, la ciudad podrá ampliar la medida restrictiva en otros vecindarios donde se registre aumento de número de personas en las calles.

Datos oficiales señalan que en los últimos 15 días la circulación de personas en las calles de Río de Janeiro ha aumentado y la tasa de aislamiento social en la ciudad se ha reducido del 79% al 74%.

Hasta el momento, el confinamiento total solo ha sido adoptado en la región metropolitana de Sao Luis, capital del estado brasileño de Maranhao (nordeste), que desde ayer implementó la medida para contener la propagación del virus después del creciente aumento del número de casos, que en esa región ha superado los 4.500 contagios y las 270 muertes.

Otros estados, como Pará (norte) también llevarán a cabo una medida similar en al menos diez municipios de la región, entre ellos la capital Belém, a partir del jueves.

Brasil es el séptimo país con más muertes por coronavirus en todo el mundo. Ahyer reportó la cifra sin precedentes de 600 decesos en las últimas 24 horas, lo que elevó el total a 7.921.

Asimismo, con 114.715 contagios (6.935 en el último día), según informó el ministerio de Salud, Brasil se mantenía como el noveno país con más casos confirmados de Covid-19 y el primero de América latina en ambos rubros.

Por otra parte, se investigan otros 1.579 fallecimientos sospechosos de haber sido causados por coronavirus y 48.221 personas (equivalentes a 42% del total de casos confirmados) se curaron después de haber sido infectadas.