05/05/2020 opinin

Lavarse bien las manos puede salvar vidas

El 5 de mayo es la fecha establecida por la Organización Mundial de la Salud para su campaña anual "Salve vidas: límpiese las manos", que promueve la higiene, lo cual tiene especial importancia en el contexto de la pandemia por el nuevo coronavirus. Al respecto opinó para Télam la Dra. Maureen Birmingham, representante de Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud en Argentina.

Maureen  Birmingham

Por Maureen Birmingham

Cada año, miles de personas en el mundo mueren por infecciones, frecuentemente causadas por la falta de agua y saneamiento y por prácticas deficientes de lavado de manos. La correcta higiene de manos puede parecer una acción pequeña, cotidiana pero tiene enormes beneficios para la salud, especialmente por la posibilidad de prevenir enfermedades. Esta realidad se vuelve crucial frente a la pandemia por COVID-19, ya que el correcto lavado de manos es una de las medidas claves para evitar contraer el virus.

Este 5 de mayo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) impulsa una nueva edición de su campaña "Salve vidas: límpiese las manos", la cual resulta sumamente oportuna en este contexto. El lavado de manos con jabón es una actividad que salva vidas, es una de las maneras más efectivas y económicas de prevenir enfermedades.

Las recomendaciones sobre lavado de manos también resultan claves para los trabajadores de la salud, que hoy se encuentran en la primera línea de respuesta ante la pandemia por el nuevo coronavirus.

La higiene de las manos en la atención sanitaria ha salvado millones de vidas y, además, es un indicador de calidad que destaca la seguridad de los sistemas de salud. Es la base de todas las intervenciones, ya sea al insertar un dispositivo médico, curar una herida, o al colocar una inyección. El incorporar los momentos específicos para la higiene de las manos en el flujo de trabajo del personal sanitario facilita hacer lo correcto a cada minuto, a cada hora, cada día. La OPS/OMS cuenta con una serie de recomendaciones sobre cada uno de estos momentos para que todo el personal sanitario, cada uno en su rol, sepa cuándo debe hacerlo.

Hoy, además, el correcto lavado de manos se vuelve sustancial en la comunidad en general. Es muy necesario el compromiso de la población para llevar adelante las medidas de prevención contra COVID-19, esto es el lavado de manos, toser con el pliego del codo, no tocarse la cara, limpiar las superficies, mantener el distanciamiento físico, informarse con fuentes confiables y seguir las recomendaciones oficiales.

Los consejos en este punto son muy claros: el lavado de manos debe llevar entre 40 y 60 segundos para poder hacerlo bien. Y, si bien es recomendable hacerlo frecuentemente, existen momentos especialmente sugeridos: antes de tocarse la cara, después de toser o estornudar, después de ir al baño, antes y después de cambiar pañales, antes de preparar y comer alimentos, después de tirar la basura y después de tocar los picaportes de las puertas.

Los invitamos a todas y todos a practicar y promover esta acción que ayudará a protegernos y, de manera solidaria, también contribuirá a proteger a quienes conviven con nosotros. Tenemos el desafío de convertir esa idea, ese concepto sobre cómo lavarnos las manos en un comportamiento interiorizado y consciente en los hogares y comunidades. Es un compromiso necesario y urgente. Hoy, más que nunca, lavarse bien las manos puede salvar vidas.