28/04/2020 Por la pandemia

British Airways tiene previsto despedir hasta 12.000 trabajadores

El director ejecutivo de la aerolínea dijo que la compañia "debe actuar con determinación para asegurar que British Airways tenga un futuro sólido" y eso significa que más de uno de cada cuatro puestos de trabajo deben ser recortados.


La aerolínea británica British Airways anunció este martes que tiene previsto despedir a 12.000 de sus empleados debido al desplome mundial del transporte aéreo como consecuencia de la pandemia de coronavirus.

En un comunicado, el grupo IAG, dueño también de la española Iberia y la irlandesa Aer Lingus, dijo que notificó oficialmente a sus sindicatos sobre un programa de reestructuración y despidos debido al impacto de la pandemia en las operaciones actuales y la expectativa de que la recuperación de la demanda de pasajeros hasta los niveles de 2019 lleve varios años.

"Las medidas propuestas siguen siendo objeto de consultas pero es probable que afecten a la mayoría de los empleados de British Airways y que puedan dar lugar al despido de hasta 12.000 de ellos", adelantó.

El director ejecutivo de la aerolínea, Alex Cruz, dijo que la compañia "debe actuar con determinación para asegurar que British Airways tenga un futuro sólido" y eso significa que más de uno de cada cuatro puestos de trabajo deben ser recortados.

Según destacó, ayer la aerolínea sólo realizó unos pocos vuelos desde el aeropuerto londinense de de Heathrow contra los 300 que hacía en un día normal, antes de la pandemia.

El organismo de aviación global IATA sostuvo que el sector de la aviación nunca había visto antes una recesión tan profunda, por lo que pronosticó que varias aerolíneas podrían cerrar en los próximos meses.

Por su parte, el sindicato de pilotos Balpa dijo que estaba "devastado" por la noticia y se comprometió a luchar contra "todos y cada uno" de los recortes de puestos de trabajo.

Cruz argumentó en su comunicado que la aerolínea tomaba todas las medidas posibles para ahorrar dinero, lo que le ayudará a capear la tormenta en el corto plazo.

Además, agregó que trabajaba estrechamente con socios y proveedores para discutir los términos de pago y renegociando contratos.

"En las últimas semanas, las perspectivas para la industria de la aviación han empeorado aún más y debemos tomar medidas ahora. Somos un negocio fuerte y bien administrado que ha enfrentado y superado muchas crisis en nuestra historia de cien años", señaló.

Cruz agregó que no existe un rescate gubernamental para la compañía y no puede esperar que el contribuyente compense los salarios indefinidamente.

British Airways se acogió al esquema de retención de empleos anunciado por el gobierno británico y suspendió a 22.626 trabajadores en abril.

Sin embargo, el director ejecutivo aclaró que cualquier dinero que tomen prestado ahora solo será a corto plazo y no abordará los desafíos a más largo plazo que enfrentará la aerolínea.