26/04/2020 El Salvador

Aislan a los jefes de pandillas encarcelados para frenar ola de asesinatos en las calles

"Los cabecillas irán a aislamiento solitario. Nada de contacto con el exterior. Las tiendas permanecerán cerradas y todas las actividades quedan suspendidas hasta nuevo aviso", indicó el presidente Bukele.


Empujado por una ola de homicidios, 24 sólo el último viernes, el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, ordenó a la Dirección de Centros Penales que se decrete el estado de emergencia máxima en las cárceles, desde donde estiman que los jefes encarcelados de las pandillas coordinan estos crímenes.


Bukele explicó en su cuenta en Twitter que los servicios secretos detectaron órdenes provenientes de las cárceles con pandilleros recluidos para aumentar los homicidios.

Por esta razón, el mandatario ordenó un encierro total las 24 horas sin contacto con el exterior en cada centro penitenciario. Esto significa que ninguno de los presos podrá salir de sus celdas como diariamente lo hacen o circular por pasillos y patios en el interior del presidio.


"Los cabecillas irán a aislamiento solitario. Nada de contacto con el exterior. Las tiendas permanecerán cerradas y todas las actividades quedan suspendidas hasta nuevo aviso", indicó Bukele.

La Policía Nacional Civil "no descansará hasta encontrar a los responsables", subrayó el presidente.

El director general de prisiones, Osiris Luna Meza, y el ministro de Justicia y Seguridad Pública, Rogelio Rivas, anunciaron que se encargarán de la inmediata aplicación de la orden.

Este último viernes fue el día con más homicidios desde la toma de posesión de Bukele, en julio pasado, con un total de 24 asesinatos. El récord anterior, 19 fallecidos el 20 de septiembre de 2019, fue atribuido por Bukele a grupos opositores al Gobierno que trataban de desestabilizarlo.